Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LA CRISIS ECONÓMICA

Ordóñez invita a extraer lecciones de la crisis griega y alerta del riesgo de la precipitación

El gobernador del Banco de España advierte que "las reformas insuficientes no evitarán los problemas".

Ordóñez invita a extraer lecciones de la crisis griega y alerta del riesgo de la precipitación
Ordóñez invita a extraer lecciones de la crisis griega y alerta del riesgo de la precipitación
JUANJO MARTíN/EFE

La gran lección que España debe extraer de la crisis griega es que si las reformas las hacemos de forma rápida, pero son insuficientes, volveremos a tener problemas. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aprovechó la presentación del portal de educación financiera para lanzar este mensaje. "España dista muchísimo de ser Grecia", afirmó, pero tiene que aprender de esta durísima experiencia. No basta que las medidas se tomen con prontitud, como han reclamado desde los sectores empresarial y financiero. Lo importante es que las reformas no se queden cortas. "Tenemos que quitarnos obstáculos en la reforma laboral", añadió a modo de ejemplo, para matizar que este cambio solo significa "acercarnos a algo que ya tienen los demás países".

Fernández Ordóñez marcó distancias respecto al país heleno. Defendió la seriedad de la estadística española, y aunque reconoció la importancia del "problema fiscal", evocó que "muchos grandes países quisieran tener nuestra proporción de deuda respecto al Producto Interior Bruto", al tiempo que destacó la distancia de tres puntos porcentuales que obtiene España en oportunidades de inversión.

La Eurozona y el FMI aceptaron este domingo ayudar a Grecia con 110.000 millones de euros desde ahora hasta 2012. Ahogado por una deuda de 300.000 millones, el Gobierno de Atenas se ha comprometido a aplicar medidas de rigor adicionales para ahorrar 30.000 millones de euros en tres años. Afirmó el gobernador del Banco de España que la actuación de la zona del euro el pasado fin de semana, "es un avance importantísimo" y destacó, por encima de las ayudas acordadas, el programa de ajuste presentado por Grecia.

Fernández Ordóñez explicó que sus repercusiones del programa, en forma de dar tranquilidad a los mercados, podrían retrasarse algunos días, o incluso semanas, por la necesidad de obtener el refrendo de los parlamentos. En breve plazo "veremos un efecto mayor", tranquilizó, para añadir que existe un 99% de probabilidad de que los trámites culminen con éxito.

Reforma del déficit

Por su parte, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) pronostica un período de estancamiento para la economía española. En su revista Cuadernos de Información Económica, Funcas empeora sus previsiones para los años 2010 y 2011, sobre todo por el impacto que tendrá sobre el PIB el plan de austeridad en el sector público. Según sus pronósticos, la actividad caerá este año un 0,7% y el próximo crecerá un ínfimo 0,8%.

En este contexto, el director general de Funcas consideró ayer que "la reforma más urgente que hay que abordar en la economía española es la reducción del déficit público". Y propuso corregirlo mediante actuaciones en dos etapas: en la primera, entre 2010 y 2013, sugiere centrar los esfuerzos en la reducción de gastos corrientes. En la segunda, entre 2013 y 2016, introducir reformas "para reducir permanentemente el gasto", por la vía de la racionalización de los servicios públicos.

Etiquetas