Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EL FUTURO DE FIGUERUELAS

Opel confirma el lanzamiento del 'mini', que podría montar en Figueruelas

La compañía cierra en Alemania un acuerdo con los sindicatos para ahorrar 265 millones de euros al año y se compromete a lanzar nuevos modelos, entre ellos también otro Combo.

Klaus Franz, presidente del comité de Opel, y Nick Reilly, presidente de la compañía, ayer.
Opel confirma el lanzamiento del 'mini', que podría montar en Figueruelas
THOMAS LOHNES/AFP

Fumata blanca. Meses después de idas y venidas, enfrentamientos dialécticos y presiones, la dirección y los trabajadores de Opel han cerrado en Alemania un acuerdo preeliminar que incluye ahorros de costes laborales de 265 millones de euros anuales en toda Europa -25,8 millones en Figueruelas- y el desarrollo y lanzamiento de nuevos productos, entre ellos un nuevo coche pequeño, por debajo del Corsa, que podría montarse en la planta zaragozana o en la germana de Eisenach.

El nuevo 'mini', que internamente la empresa denomina 'Junior' y que podría tener una versión eléctrica, según palabras del presidente y consejero delegado de Opel, Nick Reilly, es la principal novedad de los cinco proyectos que quiere impulsar la compañía hasta el año 2014. Cinco lanzamientos para los que se ha fijado un calendario exacto en un plan basado en el anuncio de la filial europea de GM de febrero pasado, cuando la firma se comprometió a invertir 11.000 millones de euros en nuevos productos, sistemas de propulsión alternativos y otras iniciativas de crecimiento.

El lanzamiento del 'mini' o 'Junior', confirmaron fuentes sindicales, está previsto para finales de 2012 o principios de 2013, y la versión eléctrica podría salir en 2013 o 2014, según dijo a este diario en el Salón del Automóvil de Ginebra, en marzo, Andreas Lassota, gerente de Marketing de Vehículos Eléctricos de Opel/Vauxhall. Su montaje se realizaría en Zaragoza o Eisenach, plantas de la plataforma de coche pequeño, la Corsa GSV, si bien vaya a donde vaya ambas factorías resultarían beneficiadas, ya que existe un acuerdo para compartir producción del 70% para el centro aragonés y del 30% para el alemán.

Entre los cinco productos anunciados también está la próxima generación del vehículo industrial Combo, cuya versión actual se fabrica en Figueruelas desde que en 2006 cerrara la planta portuguesa de Azambuja, y que se seguirá montando en Zaragoza, como ya anunció la compañía meses atrás.

El anuncio de estos cinco productos (cuatro vehículos y una familia de motores, esta última para la planta húngara de Szentgotthard) es el compromiso que asume la compañía hasta 2014 como contrapartida a los sacrificios laborales asumidos en todas las plantas europeas, los últimos acordados para las alemanas de Rüsselsheim, Bochum, Eisenach y Kaiserslautern.

Ajustes en Alemania

Según los puntos pactados, explicados ayer por Nick Reilly y el presidente del comité alemán de Opel, Klaus Franz, en las plantas germanas se fija una congelación salarial hasta el 31 de enero de 2012 (la aplicación del aumento del 2,7% pactado en la industria del metal en febrero se pospone hasta entonces); se reducen al 50% las pagas de vacaciones y de Navidad en 2010 y 2011, y se elimina una paga única de 320 euros brutos (120% euros brutos para los aprendices) del periodo comprendido entre el 1 de mayo de 2010 y el 30 de marzo de 2011.

En el acuerdo europeo se incluye la creación de un depósito con los ahorros realizados por los empleados, de modo que si los proyectos anunciados no salieran adelante, el dinero sería reembolsado a los trabajadores. Dirección y sindicatos, asimismo, han acordado que Adam Opel GmbH se transformará en AG (de sociedad limitada a sociedad anónima).

"En virtud de este acuerdo", apuntó Klaus Franz, "los empleados han demostrado que están dispuestos y deseosos de contribuir al futuro de la compañía cuando a cambio se les ofrece seguridad y perspectivas a largo plazo; de esta forma, los pre-requisitos para los avales de los gobiernos se han cumplido también".

Etiquetas