Despliega el menú
Economía

INMOBILIARIAS

Oficinas, inmuebles industriales y locales impulsarán el sector inmobiliario en Zaragoza

La transformación de las zonas de oficinas, la renovación del parque de inmuebles industriales y el interés de los inversores por los centros y locales comerciales impulsarán el mercado inmobiliario en la provincia de Zaragoza, en un momento en el que la venta de residencias se ha ralentizado.

Así se desprende del último estudio sobre mercado inmobiliario de la consultora internacional CB Richard Ellis, presentado en la capital aragonesa por su director regional, Nicolás Lluri, y el director de investigación de mercados, Eduard Farrelli. "La mayor actividad inmobiliaria en Zaragoza ha comenzado a trasladarse del sector residencial al terciario", indica el documento, en el que precisamente se entiende que el auge de este sector "permitirá superar la actual ralentización en la venta de primeras y segundas residencias".

Según este trabajo, el negocio inmobiliario ha entrado "en una nueva fase tanto en Zaragoza como en el resto de España" por lo que es necesario apostar por la especialización y segmentación residencial, además de por una estrategia basada en una menor producción de viviendas.

Sobre el mercado residencial, indican que "existe en estos momentos un exceso de oferta en muchas áreas de la capital" que "no logra ser absorbida por la demanda", una situación motivada por "un exceso de producto puesto a la venta" y "un elevado número de vivienda protegida ofertada".

En este contexto, el potencial comprador se ha vuelto "más exigente, más meticuloso a la hora de examinar y comparar producto y emplea más tiempo en la toma de decisiones", explica el informe.

La única forma de aumentar las ventas en los nuevos desarrollos residenciales alejados del centro urbano será "vía precios y mejora de las condiciones de pago", por lo que estiman que en 2008 habrá nuevos ajustes, mientras que en el caso de zonas consolidadas, como el Centro, Actur y Universidad, "los precios no deberían ser la única forma de incentivar ventas", sino "nuevas e innovadoras fórmulas en financiación y mejora de calidad del producto".

Una realidad diferente vive el mercado de oficinas de la ciudad, que cuenta con un parque total de 700.000 metros cuadrados, de los cuales 120.000 se encuentran en edificios exclusivos de oficinas y el resto a edificios mixtos y otros ocupados por las Administraciones Públicas.

Prácticamente todo el espacio "de calidad" que ha salido al mercado en los últimos años se encuentra fuera del eje Centro Ciudad, a excepción del Edificio Plaza 14 en la céntrica calle Alfonso, y los desarrollos más significativos son Expo y Plaza Center, que sumarán 250.000 m2.

Así, el parque de oficinas alcanzará el millón de metros cuadrados en 2010, contando con otras iniciativas como Aragonia (9.000 m2), Milla Digital (60.000 m2) y Náyade Espacio en Plaza (15.000 m2).

Durante los próximos años la tasa de disponibilidad de oficinas en Zaragoza se incrementará, lo que permitirá a la ciudad "posicionarse como un mercado de oficinas consolidado y profesional a nivel nacional".

Sobre el mercado industrial y logístico de Zaragoza, aseguran que cuenta con "excelentes equipamientos" tras los nuevos desarrollos creados en los últimos años que suponen una transformación del sector, en el que cada vez más se distingue entre las zonas de naves tradicionales y producto logístico.

Otro de los cambios sufridos por la ciudad se refiere a la actividad comercial, ya que los trece centros comerciales existentes en Aragón suman 349.081 metros cuadrados de superficie bruta alquilable, debido a la llegada de Ikea a Puerto Venecia y la primera fase de Plaza Imperial.

Aprovechando el empuje que Exposición Internacional de 2008, los promotores están lanzando al mercado proyectos vanguardistas, que combinan comercio, ocio y otros usos terciarios, explica el documento, en el que estiman "previsible un reajuste de la masa laboral como resultado del incremento de la oferta comercial y de servicios que estos nuevos desarrollos generarán".

Y respecto a los locales comerciales, los expertos explican que tienen "una oferta limitada", ya que las calles comerciales "pese a que se pueden remodelar o reformar unas instalaciones, tienen la oferta de espacio limitada". La disponibilidad de locales para alquiler en Zaragoza, al igual que en el resto de españa, es "muy reducida", una realidad que impulsa "el crecimiento de las rentas".

El comercio de calle en Zaragoza se concentra en tres zonas: Delicias, Casco y Centro, y es el paseo de la Independencia la calle más solicitada de la ciudad, donde el alquiler de locales de 100 a 500 metros cuadrados se cifra en niveles de entre 100 y 70 euros cada metro cuadrado al mes.

Etiquetas