Despliega el menú
Economía
Suscríbete

UN GIGANTE EN ARAGÓN

Nozar tiene cinco días para evitar la segunda mayor suspensión de pagos de España

Una de las obras llevadas a cabo por la empresa
Nozar tiene cinco días para evitar la segunda mayor suspensión de pagos de España
LAURA ZAMBORÁIN

Nozar, la inmobiliaria de la familia Nozaleda, debe demostrar en los próximos días ante el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid que es solvente y que puede hacer frente a sus deudas. En caso contrario, será declarada en concurso de acreedores. Una situación que, según fuentes del sector, podría convertirse -con cerca de 4.000 millones de euros en números rojos- en la segunda mayor de la historia de España, tras la protagonizada el año pasado por Martinsa-Fadesa.

El pasado día 23, el titular del Juzgado, el magistrado Pedro María Gómez Sánchez, estimó un recurso de reposición con el que admite a trámite la solicitud de concurso necesario de acreedores de Nozar, amparando así el derecho de Avalatransa, la proveedora de la inmobiliaria que solicitó la declaración de insolvencia. Los Nozaleda disponen de cinco días hábiles desde la recepción oficial del texto para desmontar ante el tribunal los argumentos de su acreedor. Un plazo que en realidad, y siempre en función de la habilidad de abogados y procuradores, acostumbra a alargarse algo más de una semana.

Solicitud de Avalatransa

Una vez superado ese tiempo, y si Nozar no aporta las pruebas pertinentes, el concurso de acreedores será declarado sin más trámites. Si la inmobiliaria se defiende, se abriría una fase que terminaría con una vista con dos únicas conclusiones posibles: la declaración del concurso o la desestimación de las pretensiones de Avalatransa. No es la primera vez que Avalatransa intenta declarar insolvente a Nozar. Ya lo hizo, sin éxito, en marzo de 2008, cuando le reclamó el pago de 312.000 euros. Lo volvió a intentar el pasado noviembre; su petición fue rechazada, la proveedora recurrió y es ahora cuando el juez -a la vista de nuevas pruebas y documentos- opta por darle cobertura. ¿Por qué? Porque, como reza el auto, Avalatransa "relata de manera sumamente pormenorizada" una serie de hechos y conductas que atribuye a Nozar que "de resultar verídicos" -insiste el juez- pudieran indicar una venta apresurada de bienes. Unas prácticas, añade, que serían determinantes para declarar el concurso. En este sentido, el magistrado alude a una serie de documentos, difícilmente accesibles a un particular, procedentes del Banco de España, del sistema Nacional de Compensación Electrónica o de Asnef-Equifax, con los que el acreedor apoya su teoría.

Esto, subrayaron fuentes judiciales, no significa prejuzgar nada ni insinuar que Nozar esté en quiebra o que esta tenga que ser declarara. Avalatransa (que también se dedica a la promoción inmobiliaria) ha afirmado en los últimos meses que la deuda de Nozar no ha dejado de crecer, y que la empresa de la familia Nozaleda no ha hecho sino emprender una huida hacia adelante que dejará sin cobrar a sus proveedores. La sociedad ha llegado a afirmar que las cuentas de Nozar de 2007 (que señalan una deuda a largo plazo de 2.000 millones de euros a la que se suman otros 1.900 millones a corto) no reflejan la realidad, y que la inmobiliaria figura en el registro de morosos con deudas a entidades bancarias superiores a los 100 millones de euros.

Nozar no quiso pronunciarse sobre la admisión a trámite del concurso de acreedores y se limitó a señalar que su deuda "no es de 4.000 millones de euros". Asimismo, fuentes de la compañía confirmaron que defenderán ante el Juzgado que su situación económica y financiera no requiere la declaración del concurso de acreedores.

Etiquetas