Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LA SITUACIÓN EN ESPAÑA

Normalidad el lunes por la mañana en los aeropuertos españoles

Los controladores se han incorporado esta mañana a sus puestos de trabajo, aunque los vuelos aún acumulan muchos retrasos. En el aeródromo de Zaragoza hay tranquilidad desde el domingo.

La sociedad pública que gestiona los aeropuertos españoles, AENA, ha confirmado que las operaciones aeroportuarias en la mañana del lunes se desarrollan con "normalidad" y ha informado de que el turno de mañana de los controladores se ha cubierto en un 96%, lo que entra dentro de lo habitual.

En concreto, fuentes de AENA indicaron a Europa Press que, a las 8.00 horas se habían operado ya un total de 113 vuelos, de los 4.053 programados en la totalidad de los aeropuertos españoles.

Asimismo, hasta esa hora se habían producido un total de 21 cancelaciones de vuelos, lo que también cumple con los parametros normales de la operativa.

Por otro lado, un total de 280 controladores se habían incorpporado al turno de mañana de los 291 previstos, lo que representa una tasa de cobertura del 96%, dentro de la "normalidad".

El presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, apuntó este domingo que la red de aeropuertos españoles recuperará la normalidad total en su operativa en un máximo de "un par de días".

Tranquilidad en Zaragoza desde el domingo

El aeropuerto de Zaragoza operó ayer con total normalidad, después de que el sábado por la tarde los controladores comenzaran a volver a sus puestos de trabajo y se reabriera el espacio aéreo español. Los pasajeros no tuvieron ningún problema y solo algún vuelo de los trece programados -siete de salida y seis de llegada- sufrió algún pequeño retraso.

La imagen del aeródromo zaragozano ayer por la mañana nada tenía que ver con la vivida en el inicio del puente. Despegaron vuelos con destino a Sevilla, París, Kuusamo (Finlandia), Londres, Alicante, Madrid y Milán. Y llegaron los procedentes de Sevilla, Londres, Alicante, París, Bérgamo y Madrid. Incluso algún que otro pasajero se asombraba del sosiego y de la calma que se respiraban en la terminal tras las noticias ofrecidas por los medios de comunicación durante los últimos días.

A pesar de que el conflicto se ha dado por zanjado, al menos de momento, más de uno no perdonaba a los controladores que hubieran puesto en jaque a un país entero durante uno de los puentes festivos más esperados del año. "España no puede depender de este colectivo. Mucha gente tiene problemas laborales y no los resuelve de esta manera", criticaba Francisco José Pérez, que acompañó a su hijo al aeropuerto.

La misma tranquilidad que vivían ayer los pasajeros la transmitían los trabajadores de AENA en su punto de información, donde el viernes y el sábado tuvieron que hacer frente a las reclamaciones de decenas de viajeros que se quedaron en tierra por el bloqueo aéreo. "Hoy es todo normal. Salen y llegan los vuelos programados. A Zaragoza, llegará, seguramente, algún pasajero reubicado de otro vuelo", comentaban desde el mostrador.

Etiquetas