Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AGENCIA DE CALIFICACIÓN

Moody's rebaja cinco escalones la calificación de la deuda irlandesa

El fantasma de la suspensión de pagos degrada la deuda del país, que queda al borde del bono basura.

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, en la cumbre de la UE.
Moody's rebaja cinco escalones la calificación de la deuda irlandesa
EFE

El fantasma de la suspensión de pagos y las escasas perspectivas de crecimiento dejaron ayer la deuda irlandesa al borde del bono basura, después de caer cinco peldaños en la calificación de la agencia de medición de riesgos Moody's.

La calificación de los bonos irlandeses tanto en divisa extranjera como en moneda local cayeron del nivel 'Aa2' al 'Baa1', con perspectiva negativa, solo una semana después de que Fitch los rebajase de 'A+' a 'BBB+', en este caso con perspectiva estable.

Según los expertos, la siguiente degradación vendrá de la mano de la agencia Standard&Poor's, la única que aún mantiene la calificación de la deuda de Irlanda en el nivel más alto, aunque esta se encuentra "bajo revisión, con perspectivas negativas".

El 'hat-trick' (triplete) es "inevitable", advirtió Alan MacQuaid, economista de la consultora financiera dublinesa Bloxham. "La decisión de Moody's -opinó- era esperada, pero no la severidad con la que ha actuado al dejar la deuda a dos escalones de los bono basura. Los mercados no descartan que la suspensión de pagos sea una opción real para Irlanda en un futuro próximo".

Reacción de los mercados

Tan próximo como 2012, un año antes de que entre en funcionamiento el nuevo fondo permanente anunciado ayer por la Unión Europea para hacer frente a las futuras crisis de deuda soberana en la zona del euro. El nuevo mecanismo de rescate alentará a los inversores privados a partir de 2013 a mantener su exposición a la deuda de un Estado, cuando este sea solvente, pero se promoverá una renegociación de la deuda con los acreedores privados, en caso de insolvencia.

La medida no fue recibida con entusiasmo por los mercados, como demuestra la rebaja de Moody's, que refleja el convencimiento cada vez más generalizado de que Irlanda no podrá hacer frente a sus deudas, a pesar de haber recibido de la UE y del FMI un plan de rescate valorado en 85.000 millones de euros, en el que Dublín contribuye con 17.500 millones. Sus "benefactores" han impuesto a Irlanda un tipo de interés del 5,8% para devolver el préstamo, una cifra demasiado alta y "agresiva", en opinión de McQuaid, quien se hizo eco de la postura de la oposición irlandesa.

Moody's justificó la rebaja de la deuda irlandesa por la asunción por el Estado de la deuda de los bancos, la incertidumbre creciente de las perspectivas económicas del país y la pérdida de "fortaleza financiera" del Gobierno de Dublín. Según la agencia, la perspectiva negativa otorgada a la deuda irlandesa se basa en el riesgo de que la fortaleza financiera del Gobierno irlandés pueda seguir decreciendo.

Etiquetas