Economía
Suscríbete por 1€

INSERCIÓN LABORAL

Más del 75% de jóvenes que participan en las escuelas taller consigue un empleo

Los programas de escuelas taller y talleres de empleo destinados a jóvenes de 16 a 25 años que se realizan en Aragón generan unos niveles de inserción laboral superiores al 75 por ciento, que sube al 90 por ciento en el caso de los hombres frente a menos del 70 de las mujeres.

Así lo señaló la directora gerente del Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), Ana Bermúdez, durante la presentación de la publicación "Investigación y Patrimonio en la provincia de Zaragoza" elaborado por la escuela taller "Pietro Morone".

Los programas de escuelas taller y talleres de empleo tienen un "alto nivel de inserción y de rentabilidad", manifestó Bermudez, quien añadió que el INAEM ha destinado más de 9 millones de euros para poner en marcha 64 proyectos en 37 municipios de la Comunidad durante el 2008.

Para Bermúdez, las mujeres son el "reto principal" en cuanto a inserción laboral y, en este sentido, destacó la labor de formación de las escuelas taller, que han pasado de acoger un 29 por ciento de mujeres a un 51 el año pasado.

Asimismo, recordó que en la actualidad está en marcha la escuela taller "Blasco de Grañén" y que además, "en breve", se va a poner en funcionamiento el taller de empleo "Nicanor Villa", que actuará sobre la parte histórica de la plaza de toros, añadió Bermudez.

A través de estas iniciativas, los jóvenes que están desempleados acceden a cursos de dos años de duración en los que aprenden y trabajan diferentes oficios, desde la restauración y recuperación del patrimonio histórico artístico, hasta conocimientos sobre albañilería, carpintería o fontanería, entre otros.

En el caso de la escuela taller "Pietro Morone", han llevado a cabo también la edición del libro "Investigación y Patrimonio en la provincia de Zaragoza", una publicación con vocación de continuidad que recoge la historia de once obras aragonesas que van desde la Edad Media hasta la época contemporánea.

Las obras escogidas para esta primera publicación fueron seleccionadas de entre las más de setenta restauradas y catalogadas por el taller de mantenimiento de bienes culturales de la escuela taller y pertenecen a géneros artísticos tan diferentes como la escultura, el retablo, el grabado o el códice, informó la coordinadora del libro, Ana Lacarta.

El objetivo de este libro es reconstruir la historia de los bienes patrimoniales aragoneses y sacar a la luz las historias humanas que se esconden detrás de esos trabajos, añadió Lacarta.

Etiquetas