Despliega el menú
Economía

CNMV

Manuel Conthe: "Hay que estimular la demanda global y que España sepa situarse a rebufo"

"Ha llegado el momento de estimular la demanda global, especialmente en Alemania y China. Y que en ese contexto, España sepa situarse a rebufo". Esta es una de las medidas contra la crisis que propuso ayer Manuel Conthe, ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en su participación en una sesión organizada por la Fundación Economía Global. Aunque la jornada tenía por título "La empresa ante el cambio de ciclo", Conthe dejó claro al comenzar su intervención que "como habrán comprobado tras escuchar mi currículum, siempre he sido un funcionario que no tiene ni idea del mundo empresarial", por lo que centró su ponencia en explicar cómo se ha llegado a la deteriorada situación económica actual y cuáles son, a su juicio, las medidas para hacerle frente.

Conthe insistió en que, tras las actuaciones de los bancos centrales y los planes de rescate de los gobiernos, ahora toca estimular la demanda global. No es una receta que recomienda a la economía española -tras las alegrías consumistas de tiempo atrás-, a la que, sin embargo, aconseja situarse a rebufo. "A España le vendría fenomenal que hubiera ahora un plan de estímulo al consumo porque sería muy bueno que los alemanes, o los chinos, tuvieran los bolsillos ligeros".

Ilusiones y errores

Muy gráfico en sus ejemplos, Conthe utilizó los experimentos realizados por el Daniel Kahneman para ilustrar cómo ha llegado a España a la situación económica en la que se encuentra. Y fue crítico, porque para este economista ya es hora de apartarse del discurso oficial que culpa a las 'subprime' estadounidenses de contagiar de crisis la economía española. En su opinión, España ha sufrido "numerosas ilusiones que la han hecho sucumbir en errores sistemáticos". Y destacó la "ceguera inconsciente" y el "anclaje" -términos de Kahneman-. Para explicar el primero, Conthe criticó que "en España estábamos tan preocupados por el déficit público que nos veíamos las vulnerabilidades del endeudado sector privado". Además, insistió en que la economía española ha estado "anclada" en la creencia de que todo iba a continuar en el futuro como era en el presente, e hizo especial referencia al sector inmobiliario y a los oídos sordos que éste hizo a aquellos "agoreros" que auguraban un pinchazo de la burbuja y la caída del precio de la vivienda.

Pero Conthe también criticó la ceguera de las administraciones públicas, tan obsesionadas por cumplir con el 3% de Maastricht que no se dieron cuenta de que "en época de bonanza teníamos que haber conseguido un superávit de, al menos, un 5%".

Etiquetas