Despliega el menú
Economía
Suscríbete

HUELGA GENERAL

Manifestaciones en las tres provincias

"Esta reforma, la vamos a parar", corearon ayer los participantes en la protesta convocada por los sindicatos UGT y CC. OO. Otras dos movilizaciones discurrieron por el centro de la capital zaragozana. En la capital oscense apenas se notó hasta la concentración de la tarde, con más de 1.500 participantes. Los sindicatos cifran el seguimiento en la provincia en un 70%, frente al 10% estimado por la patronal.

Un grupo de jóvenes increpó a los sindicatos.
Manifestaciones en las tres provincias
OLIVER DUCH

ZARAGOZA - Manifestación masiva

Querían que se les oyera. Y ruido hicieron. Varias tracas y petardos anunciaron el inicio de la manifestación convocada ayer en Zaragoza por los sindicatos UGT y CC. OO. Tras una pancarta en la que podía leerse "Así no, rectificación ya", decenas de miles de manifestantes -más de 100.000, según los convocantes- partieron pasadas las 19.30 de la céntrica plaza de Aragón para gritar que no estaban de acuerdo con la reforma laboral y que estaban convencidos de que la jornada de huelga de ayer servirá para echarla atrás.

"Hacía falta ya una huelga, una huelga, hacía falta ya, una huelga general", cantaban los manifestantes, que dirigieron sus consignas hacia la patronal -"Dónde está, no se ve, a Ferrán en el Inem" o "reforma laboral, chollo patronal"- o hacia el presidente del Gobierno -"Zapatero, rectificación" y y un algo más tímido "Zapatero, dimisión"-. Corearon también los "éxitos" -como los calificaron los líderes sindicales- cosechados durante la jornada: "Hoy no se trabaja, hay huelga en España", "Hemos cerrado El Corte Inglés".

Hubo mucho público y hacia ellos se dirigieron también los manifestantes, a los que pedían "no nos mires, únete", mientras algunos comercios se apresuraban a bajar sus persianas al paso de la ruidosa y masiva manifestación.

La protesta fue pacífica y hasta festiva, porque con ella se festejaba también que "varias decenas de miles de trabajadores, jóvenes, amas de casa o pensionistas se van a expresar dando contundencia a la huelga", como detalló el secretario general de UGT-Aragón, Julián Lóriz.

'Diréis que somos cinco o seis'

Al llegar a mitad de la calle Alfonso, los manifestantes se animaron porque una voz les informó de que el final de la movilización todavía se encontraba en Correos, en el paseo de la Independencia-. La noticia fue acogida con vítores y con un cántico ya conocido: "luego diréis que somos cinco o seis".

También en la calle Alfonso se produjo un pequeño enfrentamiento. Media docena de jóvenes, con capuchas y ocultando el rostro, esperaban la manifestación ocultos tras una pancanta en la que se leía "sindicatos mercenarios". Hubo algún que otro golpe, pero finalmente todo quedó en poco más de un forcejeo.

Sobre el escenario instalado en la plaza del Pilar, los líderes sindicales no ocultaban su satisfacción al conocer los muchos manifestantes que faltaban por llegar. Lo que no faltó fue el recuerdo al José Antonio Labordeta y allí sonó, se coreó y se aplaudió algunos de sus temas como 'Somos' o el 'Canto a la Libertad'.

"El paro de hoy (por ayer) evidencia la contundencia con la que defendemos nuestros derechos cuando se atenta contra nosotros", destaco Lóriz en su manifiesto final. El líder de UGT aconsejó a Zapatero que deje de rendir cuentas solo ante las instituciones internacionales y los mercados financieros y tenga en cuenta "este clamor de los trabajadores".

El secretario general de CC. OO., Julián Buey, dijo que "no vamos a consentir que jueguen con el futuro de nuestros hijos", por lo que avisó que si Zapatero no se sienta a hablar y rectifica "estudiaremos futuras acciones". También hubo mucho aplausos para los mineros aragoneses y su lucha, a los que recordaron tanto Lóriz como Buey.

Media hora antes, desde el Paraninfo de Zaragoza partía la manifestación convocada por la plataforma 'Que la crisis la paguen los ricos'. Mostraban también su rechazo a la reforma laboral, pero las siete organizaciones que la forman -entre ellos CGT y OSTA- convocaron una protesta alternativa a los sindicatos mayoritarios porque "tenemos discursos y prioridades distintos. La nuestra son los trabajadores", dijo Antonio González, líder de OSTA.

Cambio de recorrido

La CNT no pudo llevar a cabo el trayecto que "pactó verbalmente" con la delegación del Gobierno. Uno de los responsables del sindicato afirmó que, 6 días antes de la jornada del 29, recibieron una nota que alteraba las calles por las que iba a transcurrir la protesta.

La salida, prevista desde la plaza San Miguel, se trasladaba a la Audiencia Provincial. Al haber elaborado los carteles informativos y restar menos de una semana para la celebración del parón, CNT decidió mantener la ruta establecida. Ayer, en la calle del Coso -a la altura de la calle San Vicente de Paúl- la policía obligó a los participantes a reconducir su recorrido para no coincidir con otra manifestación que, en esos momentos, atravesaba la plaza España, a riesgo de recibir una multa de más de 6.000 euros.

Huesca - Las grandes industrias acusaron la movilización

En la capital oscense apenas se notó hasta la concentración de la tarde, con más de 1.500 participantes.

La huelga general no consiguió paralizar ayer la provincia de Huesca. La movilización se notó por la mañana en grandes industrias pero apenas se vio en las calles hasta por la tarde. Más de 1.500 personas participaron en la manifestación de la capital oscense -1.800, según la Policía Local, y 4.000, según los sindicatos-. Para las organizaciones convocantes, la jornada fue un éxito especialmente en Sabiñánigo y en el sector industrial, ya que algunas empresas pararon la producción, según José Gabarre, de CC. OO.

Fernando Gállego, de UGT, declinó dar una cifra de seguimiento pero aseguró que había sido “mejor que la de 2002” y si entonces el Gobierno de José María Aznar rectificó, “ahora también tiene que hacerlo”.

La pequeña industria, mayoritaria en la provincia, apenas notó la huelga. La presencia de piquetes en los polígonos de la capital no consiguió frenar una afluencia masiva al trabajo y tampoco se logró en Walqa. El seguimiento en el sector servicios también fue escaso, excepto en el transporte.

TERUEL - Las comarcas mineras, las más afectadas por el paro

Los sindicatos cifran el seguimiento en la provincia en un 70%, frente al 10% estimado por la patronal.

Dos mil personas participaron en la manifestación que cerró ayer la jornada de huelga general en la ciudad de Teruel. Los sindicatos cifraron en un 70% el seguimiento del paro en la provincia, un porcentaje satisfactorio según los convocantes. Aunque en las comarcas de Cuencas Mineras y Andorra-Sierra de Arcos la actividad industrial y comercial se paralizó, en la capital la convocatoria apenas fue secundada en la hostelería, el comercio y la Administración. También hubo manifestaciones en Alcañiz y Andorra.

Las secretarias provinciales de UGT y CC. OO., Fina Lanzuela y Mariluz Benedicto, resaltaron la “normalidad” de la jornada reivindicativa, en la que no se registraron incidentes de relevancia y en la que los trabajadores participaron en el paro “libremente”.

La Diputación Provincial cifró el seguimiento de la huelga entre su plantilla en un 3% y el Ayuntamiento, en un 10%. La Confederación Emperarial cuantificó en un 10% la incidencia y denunció la “acción coactiva” de los piquetes en las comarcas mineras.

 

Etiquetas