Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LOS SINDICATOS SON "UN POCO MÁS OPTIMISTAS"

Magna confirma que tiene alternativa a su plan para Figueruelas, pero no concreta los detalles

El director de Recursos Humanos de Magna, Ulrich Schumacher, admitió ayer ante los representantes de los trabajadores de GM España, en la reunión en Alemania con el Foro Europeo de Empleados, que no es lógico ni conveniente cargar el coste de la reestructuración de Opel a Figueruelas despidiendo personal y rebajando su capacidad productiva y a la vez tener que contratar nuevos trabajadores en la planta de Eisenach (Alemania). "Con estos comentarios ha dado a entender que el plan industrial que tenían lo han modificado, pero aún no sabemos en qué sentido", explicó Pedro Bona, líder de UGT en la planta zaragozana.

Para conocer los cambios y saber si cubren las demandas del comité de Figueruelas de "mantener el status quo de la fábrica", habrá que esperar a que GM España los comunique ya que el responsable de Magna dijo que ha encargado a la dirección local de cada planta la que explique el plan industrial y negocie el plan de ahorro correspondiente.

Reunión Eisenach-Figueruelas

"Lo fundamental en la reunión de ayer para Magna fue conseguir que el comité europeo aceptase la reestructuración y el plan de ahorro que en muchas plantas, excepto en la de España y Reino Unido, tienen ya negociado aunque no firmado", explicó Santiago Arcos, de CGT en GM España. En cuanto al cambio en su plan industrial, "nos dijeron que las direcciones locales de Eisenach y Zaragoza se habían reunido para discutir un reparto más equitativo de la producción, pero que lo acordado nos lo harían saber en cada planta", añadió.

"Finalmente, Magna ha reconocido que el plan que nos presentaron no es todo lo correcto que debía haber sido, pero que las modificaciones las van a trasladar a la dirección local para que a partir de hoy mismo pueda mostrarnos la alternativa al plan original, aunque veo difícil que accedan a lo que nosotros queremos, que es quedarnos como estamos", explicó Salvador Salas, responsable de la Federación del Metal de CC.OO., que recordó que "mientras no veamos la alternativa en todo detalle, no vamos a hablar de ningún plan de ahorro". Magna quiere conseguir 265 millones de euros en ahorros de costes anuales en las fábricas hasta 2014 y a Figueruelas le tocarían unos 25,7, millones, precisó Pedro Bona.

Según Luis Tejedor, secretario general del Metal en UGT, son tres las conclusiones que se pueden sacar de la reunión de ayer entre Magna y el Foro Europeo de Empleados: "Primero, que el plan industrial que presentaron para Figueruelas lo retiran; segundo, que la negociación se traslada a la planta con plenos poderes; y tercero, que aunque les corre prisa cerrar el acuerdo de compra con GM, no lo firmarán, aunque tenían previsto hacerlo el 2 de octubre, hasta que tengan el acuerdo de todas las plantas europeas". En este sentido, avanzó que el miércoles próximo, 7 de octubre, Magna se reunirá de nuevo con los representantes de los trabajadores ingleses para intentar llegar a acuerdos, porque con las demás plantas están muy avanzadas las negociaciones. "Los que vamos más retrasados en el plan de ahorro, ya que no ha habido ni una sola reunión para discutirlo, somos los de Figueruelas, porque ya hemos dicho unas cuantas veces que no negociaremos ningún plan mientras no nos aseguren que la fábrica mantendrá su actual 'status quo", dijo. Además, recordó que "eso no significa que no vaya a haber ajustes, los habrá como en todas las plantas de Opel, pero en ningún caso se permitirá que aquí se despida a gente para que en Eisenach la tengan que contratar".

Previsiblemente hoy, en la reunión que dirección y comité iban a mantener para hablar de las condiciones del cuarto ERE, el responsable de Recursos Humanos de la planta de más detalles del plan industrial que, según Magna, obra ya en sus manos.

Etiquetas