Despliega el menú
Economía

OPEL

Magna advierte de que el acuerdo puede tardar más de lo previsto

El fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna está cerca de cerrar un acuerdo con General Motors para hacerse con su filial alemana Opel, pero reconoce que el plazo establecido para finalizar el trato podría ser "demasiado ambicioso", según explicó el co-consejero delegado de la empresa, Siegfried Wolf, al diario alemán 'Rheinische Post'.

"Cada día que pasa sin una decisión es un día más en que se quema dinero. Nos estamos orientando al día 15 de julio como objetivo para presentar los documentos en los que se podría basar la decisión", explicó Wolf, al tiempo que resaltó que uno o dos días "no son decisivos" en la negociación.

El fabricante canadiense de componentes decidió recientemente retrasar hasta el próximo 14 de julio la reunión de su consejo de administración en la que está previsto que se apruebe su entrada en Opel y el plan de reestructuración que llevará a cabo la firma alemana. Inicialmente, la reunión del órgano de gobierno de la firma canadiense estaba previsto que tuviera lugar ayer.

La oferta de Magna no es la única que baraja General Motors sobre Opel. El consorcio automovilístico también ha recibido el interés de Fiat, RHJ y recientemente del fabricante chino de automóviles BAIC, cuya oferta contempla recortar 7.584 puestos de trabajo en Opel en Europa, de los que la mayoría se produciría en Alemania, Bélgica y España.

La firma asiática, que ha presentado una oferta de 660 millones por Opel, prevé que de este recorte de puestos de trabajo, 3.018 empleos se perderían en Alemania, mientras que el resto, 4.566 empleos, se recortarían en las instalaciones que posee la filial de General Motors en Bélgica (Amberes) y en España (Figueruelas, Zaragoza).

Etiquetas