Economía
Suscríbete por 1€

ALMUDÉVAR

Luna vuelve a llamar a más de la mitad de la plantilla de sus dos fábricas

El ERE de Almudévar concluye el 9 de diciembre. Los sindicatos se muestran optimistas, pero se preguntan hasta cuándo durará el trabajo

Después de varios meses de parón, las factorías de Luna Equipos Industriales en Huesca y Almudévar han vuelto a la actividad, al menos parcialmente. La dirección ha llamado a más de un centenar de trabajadores que estaban en el desempleo, afectados por expedientes de regulación de empleo, para afrontar diversos encargos.

 

En la planta que la empresa tiene en Almudévar, con 77 empleados y dedicada a la producción de carretillas de gran tonelaje, está ocupada el 70% de la plantilla. Estos trabajadores llevaban casi medio año en el paro. El primer expediente de suspensión de contratos se prolongó entre mayo y agosto, y a éste le sucedió otro que concluye el 4 de diciembre. La plantilla, sin embargo, no tiene previsto incorporarse hasta el día 9, ya que por medio hay un puente festivo.

 

Los sindicatos confían en que a principios de diciembre regresen a sus puestos, ya que no se ha anunciado ningún nuevo ERE, aunque no saben hasta cuándo. De momento la empresa tiene varios encargos que afrontar.

Tres grúas para el Ejército

En la fábrica de Huesca trabajan desde hace un par de semanas unos 70 operarios, de una plantilla de casi 140. La dirección los ha llamado para fabricar tres grúas para el Ejército, un contrato que se había anunciado en diversas ocasiones aunque hasta ahora no se había concretado.

 

Los trabajadores de Huesca también han sufrido dos expedientes de regulación de empleo consecutivos. La actividad de la planta principal de Luna se paralizó en el mes de junio, con un ERE de 90 días. Tres meses después, se planteó otro en las mismas condiciones que entró en vigor el 20 de octubre. La empresa adujo problemas para encontrar la financiación necesaria que le permitiera acometer diversos encargos, ya que tenía en perspectiva varios contratos pero no disponía de liquidez. Con este segundo ERE quería ganar un poco más de tiempo y conseguir el dinero para comprar las materias primas.

 

La dirección no ha facilitado información a los sindicatos sobre cuál es la situación actual de la empresa. Solo saben que desde hace unos días se está llamando a los trabajadores, por turnos, en función de la tarea productiva que hay en cada momento. La próxima semana se sabrá algo más ya que está prevista una reunión de la comisión de seguimiento del ERE, y para el día 11 hay convocada una asamblea de trabajadores. En el caso de Huesca el expediente tiene vigencia hasta principios de enero.

 

"De momento somos optimistas porque la gente, al menos una parte de la plantilla, está trabajando", comentó un representante sindical. Parece que hasta diciembre y enero habrá trabajo ya que hay que completar la fabricación de las grúas, "pero lo que pueda pasar en febrero, y si entonces habrá o no más encargos, lo desconocemos".

Etiquetas