Economía
Suscríbete

GENERAL MOTORS

Los trabajadores de Opel aceptan la participación en los beneficios de la empresa

En 2014 recibirán una participación del 3,75% en el beneficio bruto de la compañía, sin límites máximos, según el secretario de la sección sindical de UGT en la planta de Figueruelas, Pedro Bona.

Los trabajadores de Opel, filial del productor automovilístico estadounidense General Motors, acordaron con la dirección de la compañía una participación en el beneficio bruto del 3,75% en 2014.

Los representantes de los trabajadores de Opel llegaron a este acuerdo con la dirección en una reunión en la localidad alemana de Rüsselsheim (cerca de Fráncfort).

Tras el encuentro, el secretario de la sección sindical de UGT en la planta de General Motors España en Figueruelas, Pedro Bona, dijo que "la reunión ha sido positiva porque se han alcanzado y firmado acuerdos de proyectos de futuro y la participación de los trabajadores en los beneficios de la compañía".

De momento, la dirección de Opel ha firmado estos acuerdos, que deben ser ratificados por el consejo de administración de la casa matriz General Motors, lo que Bona da por seguro.

Los trabajadores de Opel podrían recibir bonus en 2012 y 2013, aunque la empresa vaya a tener con probabilidad pérdidas.

En 2014 los empleados de Opel recibirán una participación del 3,75% en el beneficio bruto de la compañía sin límites máximos, según Bona.

A partir de 2014, los trabajadores de Opel tendrán una participación del 7,5 por ciento en el beneficio bruto los cinco primeros ejercicios que la compañía logre ganancias.

El sindicalista español añadió que el porcentaje de participación en los cinco años posteriores se negociará de nuevo.

La aportación de los trabajadores al plan de ahorro de 265 millones de euros se va a pasar a una cuenta fiduciaria controlada por dos agentes externos, un abogado de un bufete germano y el presidente del Comité de Empresa Europeo, el alemán Klaus Franz.

General Motors podrá acceder al efectivo sólo en la medida en que desarrolle nuevos proyectos con modelos como el Junior, el nuevo Combo y la versión modificada del Insignia.

Además, el consejero delegado de Opel, Nick Reilly, explicó a los representantes de los trabajadores que hay tres inversores interesados en la fábrica belga de Amberes, dos de ellos son chinos y el otro europeo.

Los inversores van a presentar sus ofertas en las próximas semanas y hasta el 31 de diciembre Opel tendrá tiempo para vender, lo que podría salvar los puestos de trabajo en esa fábrica, según Bona.

Etiquetas