Despliega el menú
Economía

OPEL

Los trabajadores de GM Europa estudiarán acciones comunes contra el cierre en Amberes

El secretario general de UGT en la planta de Figueruelas, Pedro Bona, ha anunciado que van a esperar a las medidas que tomen los empleados de Amberes, que a su juicio podría ser una huelga indefinida, para que el resto de plantas puedan acompañarles solidariamente.

Trabajadores de la planta de Amberes abandonan la fábrica tras el anuncio de cierre
Los trabajadores de GM Europa estudiarán acciones comunes contra el cierre en Amberes
EFE

El Foro Europeo de Trabajadores de General Motors (GM) se reunirá el próximo martes en Amberes (Bélgica) para analizar la posibilidad de que las plantas europeas lleven a cabo acciones comunes contra el cierre de la planta belga, anunciado por la dirección.

Así lo ha confirmado Pedro Bona, secretario general de UGT en la planta de GM en Figueruelas (Zaragoza) y miembro del Foro Europeo de Trabajadores.

El foro, ha explicado, ha acordado en una multiconferencia esperar a las medidas que tomen los empleados de Amberes, que a su juicio podría ser una huelga indefinida, para que el resto de plantas puedan acompañarles solidariamente.

"Hemos acordado estar a la espera de lo que el comité de empresa de Amberes decide que sería lo más conveniente" y que marcará los pasos que puedan tomar el resto, ha agregado Bona.

No obstante, el Foro Europeo de Trabajadores se reunirá en Amberes el 26 de enero, junto con la Federación Europea de Metalúrgicos (FEM), para intentar acordar acciones conjuntas, en función de lo que el comité de empresa belga proponga.

En ese sentido, ha insistido en que los trabajadores de Figueruelas secundarán solidariamente las acciones europeas que se puedan acordar.

Por otra parte, Bona se ha referido a las contradicciones del consejero delegado de GM Europa, Nick Reilly, quien ha anunciado el cierre de la planta de Amberes y, en una comunicación dirigida a los trabajadores de las plantas europeas, se compromete a encontrar una solución socialmente responsable "en caso de que se confirme la intención de cerrar la planta".

Reilly añade que ante la necesidad de reducir aproximadamente un 20 por ciento la capacidad productiva para que Opel se ajuste a las previsiones de mercado en las condiciones actuales, y después de una cuidadosa consideración de la utilización de la capacidad de todas las plantas, de la planificada futura gama de productos, de los requisitos de tiempos y del impacto financiero, el cierre de Amberes "es la decisión más lógica para la compañía".

"Si el anuncio se confirmara -agrega Reilly en su escrito-, la producción finalizaría en los próximos meses".

Etiquetas