Despliega el menú
Economía
Suscríbete

TERCER DÍA DE HUELGA

Los trabajadores de Ausonia en Mequinenza reclaman igualdad con otras fábricas de la compañía

Unos 200 trabajadores de la empresa Arbora Ausonia de Mequinenza se han manifestado hoy, en su tercer día de huelga, para reclamar unas condiciones salariales y laborales similares a las del resto de fábricas de la compañía.

La manifestación de los trabajadores de Ausonia en Mequinenza, en la que ha participado casi la totalidad de la plantilla, ha comenzado a las 9.00 en la fábrica y ha recorrido las calles de la localidad hasta llegar a la sala Goya, según ha informado el presidente del comité de empresa, Francisco Rodríguez.

Los representantes sindicales han exigido a la empresa que equipare los salarios de los empleados de Mequinenza a los de las plantas de Jijona (Alicante) y Montornés del Vallés (Barcelona), pertenecientes a la misma compañía, pero con convenios y salarios "diferentes", ha lamentado Rodríguez.

"Si miramos las diferencias salariales, vemos que llegan hasta los 6.000 euros al año en algunas categorías, en detrimento de la fábrica de Mequinenza", ha concretado.

Ante esta situación, y en el marco de la negociación del convenio, el comité de empresa ha pedido a la dirección equiparar los salarios en los próximos años, una propuesta que ha sido rechazada por la compañía, según ha indicado Rodríguez.

El comité de empresa es "consciente" de que esta medida no se puede llevar a cabo en un año, por lo que ha pedido que se adopten fórmulas para subir los sueldos de manera "progresiva", ha explicado.

Sin embargo, la compañía no está dispuesta a aceptar estas condiciones, porque, según ha respondido al comité de empresa, la situación geográfica de las distintas plantas "no es la misma", lo que "afecta a las condiciones el convenio", ha comentado Rodríguez, quien ha añadido que "estamos discriminados por estar en un pueblo de Aragón".

De momento, la empresa no ha manifestado su intención de continuar con las negociaciones, en el tercer día de huelga, y ha indicado que si no se llega a un acuerdo antes del 8 de septiembre, se bloquearían las negociaciones del convenio.

Mientras tanto, el comité de empresa ha convocado huelga para los días del 12 al 15, y del 21 al 27 de este mes, además de una concentración que se realizará el 14 en las oficinas centrales de Barcelona.

Además de esta medida, los trabajadores han reclamado acabar con la contratación temporal; dar la opción de trabajar en la empresa a los mayores de 45 años y conciliar la vida laboral y familiar, permitiendo la reducción de jornada voluntaria.

La dirección niega que haya discriminación salarial

 

La dirección de la compañía Arbora & Ausonia ha negado que, tal y como aseguran los empleados, se esté discriminando en lo relativo al salario a los trabajadores de la planta de Mequinenza (Zaragoza) y ha señalado que existe una vía objetiva para resolver esta discrepancia sin necesidad de plantear una huelga.

Por ello, en un comunicado la compañía ha pedido al Comité de Empresa "que utilice los medios legales reglamentarios para denunciar ante la Autoridad Laboral la supuesta discriminación salarial y no utilice dicho argumento como medida de presión en la negociación del convenio colectivo".

"La empresa siempre ha mostrado su compromiso con la planta de Mequinenza, que está a punto de cumplir 30 años, y la región en la que está emplazada. Desde su inicio la empresa ha apostado firmemente por esta planta en Aragón con un crecimiento continuado a nivel de empleo, de los 30 empleados iniciales a los 300 actuales, de los cuales más del 90 por ciento son plantilla fija", han aseverado.

En este sentido apuntaron que el nivel de inversiones en la planta, en los últimos 10 años, se eleva a 53 millones de euros. La Compañía ha planteado además un importante plan de inversiones, cifrado en 15 millones de euros en los próximos 5 años. "Este plan requiere, lógicamente, estabilidad para poder llevarse a cabo", han añadido.

La compañía ha reiterado que los diferentes centros de trabajo no son equiparables entre sí porque se rigen por distintos convenios, ya que tanto su mercado como las condiciones de trabajo, tecnología y tipo de producto que fabrican son diferentes por lo que no existe relación alguna entre esas diferencias y la ubicación geográfica.

En relación al nuevo convenio, las condiciones propuestas "son objetivamente muy buenas", aspecto que adquiere "todavía más relevancia" si se tiene en cuenta el contexto económico actual. La propuesta de la empresa recoge todos los puntos propuestos por el comité de empresa "que son asumibles para garantizar la viabilidad de la planta".

A nivel salarial, las condiciones propuestas están en línea "con los mejores convenios que se están firmando en España": IPC + 0,6 por ciento, con la posibilidad de disponer de un crecimiento salarial adicional de un 1,2 por ciento ligado al plan de inversiones previsto. El incremento resultante para el 2009 sería del 3,8 por ciento, además de beneficios sociales.

Etiquetas