Economía
Suscríbete por 1€

SEGÚN LAS PREVISIONES DEL BBVA

Los tipos van a seguir muy bajos hasta mediados de 201

La recuperación de la economía europea se producirá con lentitud, y la española se tomará aún más tiempo, según las proyecciones del servicio de estudios de BBVA, que estima en un 0,2% el avance medio interanual del Producto Interior Bruto en la zona euro el próximo año, y calcula que la actividad seguirá "prácticamente estancada" en España -décima arriba, décima abajo del 'crecimiento cero' -, en la recta final del actual ejercicio.

En contrapartida, los técnicos de BBVA creen que los tipos de interés seguirán muy bajos durante largo tiempo en la zona euro.

Puesto que la inflación no alcanzará ni con mucho el techo del 2% -"el riesgo de deflación no ha desaparecido completamente", observan-, el precio oficial del dinero podría seguir en el 1% durante todo el año próximo, y el nivel muy bajo hasta mediados de 2011, por mucho que los mercados parezcan inclinarse por una subida más cercana. Argumentan que el Banco Central Europeo, consciente de que la recuperación "es un camino con baches", optará por otros instrumentos, como la retirada del suministro de liquidez ilimitada, antes de aumentar los tipos de interés.

Varios países de la moneda común ya han experimentado repuntes el pasado trimestre, pero los expertos piensan que las economías europeas volverán a latir con débil pulso económico en 2010 a causa de la retirada de los estímulos fiscales -que han reducido en un punto el desplome interanual de la actividad en la zona euro, para dejarlo en torno al 4% este año- y por el retraso con que se está llevando a cabo en el saneamiento del sector financiero de la región. "Si la reestructuración no se acelera -dijo Miguel Jiménez, economista jefe de Europa- existe el riesgo de que el crédito permanezca congelado durante trimestres e incluso años".

Pero Rafael Doménech, economista jefe para España y Europa, puntualizó que en el caso español no se puede hablar de que la reestructuración bancaria se produzca con retraso. "Disponemos de un plan bien diseñado y de una estrategia clara, articulados en torno al FROB -elogió- lo cierto es que las entidades han necesitado ayudas muy inferiores a las concedidas en otros países europeos".

A propósito de las medidas de reforma laboral que se anuncian en España, Doménech dio la bienvenido a las fórmulas similares al 'contrato alemán', pero recordó que este tipo de actuaciones ayudan a la supervivencia de empresas viables, afectadas por la caída de la demanda, y no solventan la principal necesidad de nuestro mercado de trabajo, consistente en sacar del paro a millones de personas que se emplearon en la construcción, "en unos puestos de trabajo que no van a volver".

Al igual que el Banco de España, los expertos del servicio de estudios de BBVA opinan que la crisis financiera dejará un impacto duradero en forma de menor crecimiento potencial en los países europeos. España saldrá algo más favorecida, porque, cuando lleguen tiempos de bonanza, su ritmo de expansión será algo más elevado del 1,5% previsto para la zona. El Producto Interior Bruto tendrá avances más limitados -explicaron- porque la población en edad de trabajar se reduce, van a llegar menos inmigrantes, y la subida que experimentarán los tipos de interés reales a un nivel más alto que el de los años precedentes recortará la inversión.

Etiquetas