Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CONSUMO

Los supermercados españoles ignoran los criterios de captura sostenible en la compra de pescado

Greenpeace les acusa de complicidad en la destrucción de los océanos y pide a los consumidores que exijan un cambio de actitud

Los supermercados e hipermercados españoles ignoran los criterios de captura sostenible a la hora de establecer sus compras al por mayor de pescados. Asi lo considera la organización ecologista Greenpeace, que directamente ha acusado a estas grandes superficies de "complicidad" en la destrucción de los océanos, y recomienda a los consumidores que exijan un cambio de actitud.

Greenpeace presentó este martes en Cádiz a bordo del Arctic Sunrise, un 'ranking' de supermercados en el que analiza la política de compra de pescado de las principales grandes superficies en España. La principal conclusión que Greenpeace extrae de su estudio 'Una receta para el desastre. El apetito insaciable de los supermercados por los productos pesqueros' es que ningún gran supermercado cumple los mínimos exigibles.

La organización ecologista ha evaluado aspectos tales como la política de adquisición y de etiquetado de productos pesqueros, así como la presencia de especies incluidas en la Lista Roja de Greenpeace de Especies Pesqueras para España. Además, se ha tenido en cuenta la forma en la que se promocionan nuevos productos anunciados como sostenibles. Con toda esta información, Greenpeace ha elaborado un "ranking" de mayor a menor puntuación.

Anualmente, los consumidores españoles se gastan más de 5.600 millones de euros en productos pesqueros, casi el 70% en supermercados e hipermercados. "Los supermercados en España son cómplices de la destrucción de los océanos al no comprometerse con la sostenibilidad de los productos pesqueros", declaró Paloma Colmenarejo, responsable de la campaña de Océanos. "Los consumidores tienen el derecho a que los supermercados les garanticen que todos los productos son sostenibles, ya que ellos no tienen acceso a toda la información necesaria", señaló.

Lidl, el menos cumplidor

A través de una detallada evaluación, la organización ecologista internacional ha podido comprobar que las políticas de compra de los diferentes supermercados en España son inexistentes, insuficientes o sencillamente no se cumplen. De todos los analizados, los supermercados LIDL ocupan el mejor puesto, con 73 de 252 puntos posibles, aunque necesita mejorar muchos aspectos para que su política de compra sea considerada aceptable. Siguen Carrefour, El Corte Inglés, Eroski y Alcampo. En el último lugar está Mercadona, con sólo tres puntos de 252 posibles.

Desde el pasado mes de mayo, Greenpeace ha contactado con los principales supermercados de España, a los que ha solicitado información sobre los criterios que aplican a la hora de adquirir el pescado que venden en sus establecimientos. Desde entonces, ha mantenido reuniones e intercambiado información, que la organización ha completado con observaciones directas en los puntos de venta.

Esta campaña de Greenpeace se enmarca dentro de un proyecto internacional de la organización que ya ha conseguido que los principales supermercados del norte de Europa hayan dejado de comercializar un buen número de productos pesqueros obtenidos con métodos de pesca insostenibles. Greenpeace considera que gobiernos, pescadores, consumidores así como grandes superficies comerciales y supermercados tienen un papel fundamental a la hora de detener el imparable declive de los recursos pesqueros en los mares de todo el mundo.

Etiquetas