Despliega el menú
Economía

AUTOMÓVIL

Los sindicatos españoles discrepan del apoyo que el comité alemán da a la oferta de Magna

GM informará hoy al Gobierno de Berlín de los planes de los tres candidatos a hacerse con su negocio europeo

Planta de montaje de GM en Amberes (Bélgica), en junio pasado.
Los sindicatos españoles discrepan del apoyo que el comité alemán da a la oferta de Magna
THIERRY ROGE/REUTERS

En la recta final de la puja sobre el negocio europeo de General Motors, articulado en torno a la marca alemana Opel, los sindicatos de la planta de GM en Figueruelas rechazan dar a Magna -el candidato a priori mejor posicionado- el apoyo que sí manifiesta públicamente el comité alemán de la compañía a través de su presidente, Klaus Franz. Los representantes de las centrales españolas ven con mejores ojos, al menos de entrada, el planteamiento de RHJ International, filial del grupo financiero estadounidense Ripplewood, aunque prefieren no decantarse definitivamente por una opción. "Habrá que negociar con el que venga", señalan.

 

Un día antes de que GM presente al Gobierno alemán las ofertas de los tres candidatos (Magna, RHJ y la china BAIC), Klaus Franz se mostró convencido -en declaraciones a la agencia de noticias DPA- de que el fabricante de componentes austriaco-canadiense es el más adecuado. "Hay que hacer todo por que se elija al inversor que esté en condiciones de globalizar la marca Opel, y ese es Magna", indicó el que también ejerce como presidente del comité europeo de General Motors. En su opinión, RHJ pretende invertir poco dinero en metálico en la nueva sociedad y reducir dramáticamente las inversiones, mientras que BAIC (Beijing Automotive Industries Corp) "no conoce el mercado europeo y no puede globalizar la marca".

Preferencia por RHJ

Pedro Bona, secretario general de UGT en Figueruelas y miembro del comité europeo de GM, consideró que Franz no debe hablar en nombre de todos los trabajadores de GM en el Viejo Continente y se preguntó si el sindicalista alemán tiene más información que él para posicionarse por Magna. "Esta empresa", precisó, "solo nos ha presentado su plan de ahorro y de sus planes para Figueruelas, publicados en la prensa, no sabemos si sus previsiones de producción (de 320.000 vehículos al año) son temporales o no". Bona, en cambio, apuntó que con la información que tiene en la mano RHJ tiene "un mejor proyecto industrial" para la nueva Opel. "Sus inversiones previstas son más coherentes", dijo también antes de recalcar que el hecho de que sus ajustes estén previstos para un plazo de tiempo más largo "nos permitiría administrar mejor los recursos humanos que tenemos".

 

Representantes de otros sindicatos con presencia en el comité de GM España se expresaron en la misma línea. "Quizás haya más perpectivas de futuro con RHJ", indicó Santiago Arcos, de CGT, para quien las pretensiones de ahorro de los candidatos solo llevan a "más pérdida de empleo", además de apostar por "reestructurar la compañía con fondos públicos sin ofrecer garantías". En todo caso, reconoció que la oferta de la filial de Ripplewood es "la menos mala para la planta de Figueruelas". "A ver si se deciden de una vez y empezamos a trabajar ya", señaló finalmente.

 

Por su parte, José María Fernando, de CC. OO., adelantó que aunque no apuesta ni por Magna ni por RHJ, el plan de ahorro presentado por el fabricante de componentes no es positivo para la planta aragonesa, punto en el que coincide José Antonio Gil, de USO. "El recorte de empleo de RHJ es inferior y progresivo en el tiempo, de modo que no sería tan dramático", dijo Gil, quien también llamó la atención sobre el apoyo que parece dar Alemania a la oferta de Magna -"hasta su canciller lo dijo hace tiempo", apuntó- frente a un posicionamiento de General Motors en Estados Unidos más proclive a los planes de la filial de Ripplewood.

Alemania y Magna

"Al Gobierno alemán le interesa que sea Magna y a GM le gusta RHJ porque le ofrece la recompra de Opel", aseguró también Rafael Díaz, de Acumagme, quien se mostró convencido de que habrá noticias entre mañana jueves y el viernes. "GM dirá en los próximos días a quién prefiere y a partir de ahí a ver qué pasa, porque deberán pronunciarse la fiduciaria, la Unión Europea y los Gobiernos de los países afectados", indicó al respecto Pedro Bona. "Si la decisión es política, nos van a fastidiar", terció por su parte José Antonio Gil en referencia a una decisión a favor de Magna.

 

En cuanto a la cita de hoy en Berlín, fuentes del Ejecutivo de Angela Merkel indicaron que representantes de General Motors explicarán las propuestas de Magna, RHJ y BAIC a los secretarios de Estado de los ministerios de Finanzas y Economía, a miembros de los cuatro gobiernos regionales alemanes con plantas de Opel, así como a Jens Weidmann, el asesor en Economía de la canciller germana, Angela Merkel.

 

Un portavoz del Gobierno de Berlín subrayó que la reunión tiene únicamente carácter informativo y que en ella no se tomarán decisiones. "Las ofertas finales así como las decisiones últimas de GM serán entonces revisadas por Alemania y otros Gobiernos involucrados, la Comisión Europea y la Junta del Fideicomiso Opel/Vauxhall", afirmó General Motors Europa en una declaración difundida por su sede central ubicada en Zúrich al recibir el lunes los proyectos.

Etiquetas