Despliega el menú
Economía

HUELGA EL 8 DE JUNIO

Los sindicatos denuncian servicios mínimos "abusivos" en Sanidad

Salas ha lamentado que los mínimos se establezcan dependiendo del color político del Gobierno central, ya que si es del mismo partido que en Aragón se intentan ampliar para que la huelga no tenga repercusión.

Los sindicatos CC. OO., UGT y CSIF han denunciado hoy los servicios mínimos "abusivos" establecidos en el sector sanitario por el Gobierno de Aragón ante la jornada de huelga del día 8 de junio, ya que en la mayoría de los casos está toda la plantilla.

En una conferencia de prensa conjunta de los tres sindicatos, José Miguel Salas, de UGT, ha afirmado que los mínimos establecidos son abusivos e incluso superan a la plantilla que trabaja en julio y agosto, teniendo en cuenta que en esos meses, en algunos casos y debido a las vacaciones, se queda solo el 20 por ciento de los profesionales.

Evangelino Navarro, de CSIF, ha indicado que con los servicios mínimos, presentados ayer por el Ejecutivo autonómico en 44 folios con la intención de que los alegaran en ese momento, se intenta que la huelga "no tenga éxito", vulnerando de esta manera un derecho fundamental de los trabajadores.

Navarro ha incidido en que las medidas de José Luis Rodríguez Zapatero para reducir el déficit son "rastreras, antisociales, improvisadas e insuficientes", además de que "merman el poder adquisitivo de los más débiles" y no dan una "solución clara al problema" actual, ya que generarán más desempleo y se reducirá el consumo.

Por ello, los tres sindicatos han denunciado el Real Decreto por el que entraron en vigor estas medidas, ya que supone además de todo lo anterior un parón en la modernización de la Administración y un deterioro de los servicios públicos, sobre todo de la Sanidad, ya que fruto del descenso de la contratación se prevé un aumento de las listas de espera.

Los sindicatos no han descartado la convocatoria de más movilizaciones y de nuevas medidas de presión para manifestar su "rabia contenida" a partir del mes de septiembre, aunque primero quieren conocer las propuestas del Gobierno de Aragón.

Y es que estas medidas, como ha subrayado el representante de UGT, afectan a más de 10.000 trabajadores de los 20.000 que tiene el servicio de salud aragonés que ganan entre 1.000 y 1.200 euros, eso sí, gracias a los complementos por turnicidad y por las horas trabajadas por la noche, ya que el sueldo base es de 600 euros.

A su juicio, y al igual que se apunta desde otros sectores, sería necesario reducir el número de directivos, sobre todo si se tiene en cuenta que muchos se han duplicado desde que se transfiriera esta competencia a la Comunidad Autónoma.

Juan Urdániz, de CC. OO., ha apuntado que la credibilidad del Gobierno de Zapatero está en "mínimos históricos" y esa desconfianza va a seguir bajando después de haber roto "unilateralmente" un acuerdo firmado con los sindicatos, en el mes de septiembre del año pasado, y de "fulminar un consenso de 15 años" respecto a las pensiones.

Sobre los "efectos perversos" de las medidas, ha manifestado que con la bajada de sueldo a los funcionarios se va a ahorrar unos 50 millones de euros, cantidad que va a estar fuera de la circulación y que va a repercutir en la economía "de manera directa".

Urdániz se ha mostrado, además, muy "defraudado" con la actuación "irresponsable" de los sindicatos profesionales, que a su juicio son meras asociaciones ya que la palabra sindicato "les queda grande" después de haber respondido a unas medidas como éstas con la convocatoria de concentraciones de 15 minutos a las puertas de los centros sanitarios.

Etiquetas