Despliega el menú
Economía

LA CRISIS ECONÓMICA

Los sindicatos ensayan la huelga del 29-S

Las dos centrales mayoritarias llaman a la movilización masiva para obligar al Gobierno a retirar la reforma laboral.

La manifestación de San Sebastián, durante la jornada de huelga general convocada ayer en el País Vasco
Los sindicatos ensayan para la huelga del 29 de septiembre
JAVIER ETXEZARRETA. EFE

CC.OO. y UGT iniciarán hoy un calendario de protestas con 21 manifestaciones y 13 concentraciones en todas las comunidades, como paso previo a la huelga general que se celebrará el 29 de septiembre para expresar el "rechazo rotundo a la contrarreforma laboral impuesta por el Gobierno", según señalaron ayer sus secretarios generales, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente.

El paro contra el decreto de reforma laboral se desarrollará bajo el lema 'Así, no. Huelga general, yo voy!!' y llama a un paro contra el despido "más fácil y barato", la temporalidad "abusiva", la congelación de las pensiones y los recortes salariales y sociales.

En el acto de presentación del manifiesto de la huelga, los dirigentes sindicales manifestaron su "rechazo profundo al giro brusco que en materia de política social y económica ha provocado el Gobierno". A su juicio, la suma del plan de ajuste para la reducción del déficit y la reforma laboral "ahondarán en las consecuencias de la recesión económica, seguirá aumentando el paro y traerá como consecuencia un retraso en el proceso de recuperación de la economía en el país".

Para echar atrás la reforma

Se trata, según indicaron, de "medidas duras e impopulares para las víctimas de la crisis, los trabajadores, los pensionistas o los jóvenes, mientras que son muy populares para las grandes entidades financieras y los grandes empresarios, que las jalean".

Preguntado acerca de la posibilidad de que se modifique la reforma, Méndez remarcó que las organizaciones sindicales pondrán "toda su energía" para que los grupos parlamentarios tengan en cuenta sus argumentos.

"La reforma se ha pensado para dar tranquilidad a los mercados financieros, algo que no se ha conseguido, mientras que sí ha habido una pérdida de confianza en las decisiones políticas y un aumento de la incertidumbre entre los trabajadores", comentó el secretario general de UGT, quien reclamó su retirada.

"El Gobierno tiene la oportunidad de reconducirla en forma de retirada y los grupos parlamentarios deben tener en cuenta que la reforma tiene que dotarse de otros ingredientes radicalmente distintos", apuntó Toxo.

El calendario de movilizaciones que se inicia mañana se suma a una campaña de asambleas en los centros de trabajo y a los contactos que los sindicatos están manteniendo con otras organizaciones sindicales y sociales para que se adhieran a la huelga general. Toxo y Méndez se mostraron convencidos del "impacto positivo" de las protestas, como "primera forma de visualización del camino" hacia la huelga general, al tiempo que defendieron la conveniencia de la fecha para mostrar que "la confrontación radical" a la reforma sigue tras el verano.

Huelga en el País Vasco y Navarra

Por otra parte, en cuanto al seguimiento en el País Vasco - que vivió ayer una jornada de huelga general convocada, de forma separada, por los sindicatos nacionalistas, que ampliaron el llamamiento a Navarra, y por CC. OO. de Euskadi, que mantiene su llamamiento a la huelga general para el 29 de septiembre- los sindicatos nacionalistas lo calificaron de mayoritario, mientras que el Gobierno Vasco lo situó en un 5% en la Administración y entre el 19 y el 25% en las empresas privadas.

La patronal vasca Confebask consideró que el paro general en Euskadi fue un "rotundo fracaso". Sin embargo, responsables de las centrales que integran la denominada "mayoría sindical vasca" -ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, HIRU y EHNE- calificaron de "satisfactoria" la respuesta de los trabajadores que se saldó con tres detenciones, 13 personas imputadas por desórdenes y dos agentes de la Ertzaintza contusionados. En el caso de Navarra destacaron que hubo un paro total en el norte y superior al 50% en las empresas importantes del metal ubicadas en la comarca de Pamplona.

CC. OO. de Euskadi también expresó su "satisfacción" por el seguimiento y aseguró que se trata "de un buen impulso para la huelga general del 29 de septiembre".

Etiquetas