Despliega el menú
Economía
Suscríbete

VIVIENDA

Los nuevos créditos para la compra de vivienda cayeron el 41,2% en julio

El euríbor hipotecario reacciona a la baja pese a la dureza del Banco Central Europeo.

El negocio hipotecario se mantiene en niveles mínimos. En julio, los nuevos créditos concedidos por el sistema financiero para la compra de vivienda se limitaron a 8.326 millones de euros, frente a los 14.165 millones que proporcionaron las entidades en el mismo mes del año anterior, según los registros del Banco de España. Otras líneas de préstamo retroceden menos. En concreto, la financiación al consumo de las familias pasó de 5.166 millones en julio de 2007 a los 4.016 millones del mismo mes de este ejercicio, un 22,6% menos.

Mientras tanto, el precio del dinero para la compra de una vivienda apenas se despega de sus máximos. Cierto que, este viernes, el mercado interbancario no reaccionó al alza ante la dureza del Banco Central Europeo, y el euríbor a doce meses, principal referencia de las hipotecas a interés variable suscritas en España, bajó una centésima y se situó en el 5,322%.

El presidente de la autoridad monetaria de la zona euro alejó el jueves cualquier expectativa de rebaja de los tipos de interés oficiales en los Quince países, con el argumento de que la inflación sigue muy elevada y el BCE tiene como principal mandato velar por la estabilidad de los precios. Pero Jean Claude Trichet también difundió unas proyecciones que prevén el debilitamiento de la economía de la región en los próximos meses, y los mercados interpretaron que, pese a su firmeza, el regulador europeo tendrá que tomar en consideración ese nuevo marco económico en un futuro más o menos próximo.

El euríbor que sirve de referencia para las nuevas hipotecas y las revisiones semestrales o anuales es la media mensual del precio que, cada día, alcanzan las operaciones de préstamo a doce meses en el mercado interbancario. Tras cinco meses de escalada, en julio -cuando el Banco Central Europeo subió el precio oficial del dinero en la zona euro al 4,25%- marcó un máximo histórico en el 5,393%.

Pese a la desaceleración económica, apenas cayó una décima en el mes de agosto, mostrando un nivel de resistencia alimentado por los mensajes de una autoridad monetaria nada dispuesta a ceder a las presiones.

Etiquetas