Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AUTÓNOMOS

Los inmigrantes resisten: la cifra de autónomos extranjeros se mantuvo en 2008

La crisis hace mella en los autónomos extranjeros. Aunque 2008 se cerró con 224.156 emprendedores de otra nacionalidad, y esa cifra supone un incremento del 0,3% respecto al año anterior -559 autoempleados más-, el saldo responde a la actividad todavía sostenida del primer semestre. En el segundo, el frenazo económico hizo que la cuantía total de este colectivo se redujera en 14.471, y esa trayectoria bajista marca la tendencia de este año. No en vano tres de cada cuatro autónomos extranjeros trabajan en la construcción, el inmobiliario y el comercio y reparación de vehículos, los sectores de actividad más castigados en la actual coyuntura económica.

Estos datos, proporcionados con Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) a partir de las cifras del Ministerio de Trabajo, revelan además una notable desaceleración cuando se comparan con los del ejercicio precedente.

En 2007 se incorporaron a los registros del correspondiente régimen especial 58.967 nuevos autónomos, lo que supuso un crecimiento del 35,8%.

Con todo, el trabajo pone de manifiesto que los autónomos extranjeros tiran la toalla en menor proporción que los nacionales.

Frente al ligero crecimiento de los emprendedores inmigrantes, en el conjunto de 2008 descendió en más de 93.000 personas la afiliación de autónomos autóctonos.

Extremadura, con un 12,1% de incremento, y Asturias, con subida del 7,2%, lideraron el crecimiento de los autónomos extranjeros el pasado año. El avance se explica, en parte, porque se trata de las dos comunidades con menor peso de estos trabajadores sobre el colectivo de emprendedores (apenas el 2,1% en Extremadura y el 2,6% en Asturias). Algo parecido puede decirse de Galicia, donde la expansión del 4,3% se acompaña de una proporción de 2,1% autónomos extranjeros sobre el total de este colectivo.

Por eso resultan más significativos los crecimientos anuales de Madrid (6,1%) y de Baleares (3,5%). En la primera, es extranjero uno de cada diez autónomos, y en el archipiélago el peso de los emprendedores no nativos sobre el total de este colectivo se dispara al 16,2%. También registró un notable avance el País Vasco (5,9%), aunque en esta comunidad la proporción de extranjeros entre los autónomos se queda en un 3,7%. Más próximas a la media de crecimiento se situaron las comunidades de Andalucía (1,2%), Cataluña (0,5%), Castilla y La Mancha (0,1%) o Castilla y León, donde la cifra de autónomos extranjeros no registró variación.

La cifra de emprendedores no nativos se desplomó en La Rioja en 2008, con una caída del 16,5%. También cayó con fuerza en Aragón (9,4%), Navarra (7,8%), Cantabria y la Comunidad Valenciana (5,4% en uno y otro caso). Retrocesos inferiores se produjeron en Murcia (2,4%) y Canarias (1,3%).

Etiquetas