Despliega el menú
Economía

OPEL

Los Gobiernos español y aragonés y los sindicatos coordinan una nueva reunión con Magna

Los Gobiernos central y aragonés, junto con los representantes sindicales de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza), han mantenido una reunión en la sede del Ministerio de Industria, en Madrid, para poner en común la información de que disponen, de cara a la próxima reunión con Magna, que podría celebrarse el miércoles.

A la reunión han asistido la secretaria general del Ministerio de Industria, Teresa Santero; el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, y representantes de los trabajadores de Figueruelas, donde trabajan 7.500 personas.

En declaraciones a Efe, el consejero Aliaga ha explicado que ha sido una reunión de trabajo en la que no se han producido novedades respecto al futuro de la multinacional automovilística y sus fábricas, pero que ha servido para poner "en común" la información de que disponen las diferentes partes.

El objetivo, ha dicho, es garantizar la "máxima coordinación" de los gobiernos central y autonómico y la representación de los trabajadores porque comparten "un solo interés", lograr que "el mejor futuro posible" para la factoría española.

Aliaga ha apuntado que el miércoles previsiblemente se celebrará una nueva reunión en Madrid con representantes de Magna, la multinacional canadiense-austríaca que ha llegado a un preacuerdo para hacerse con el control del negocio europeo de GM, formado por nueve plantas de ensamblaje de Opel, además de varias de componentes.

El consejero ha recordado que Magna continúa negociando con GM para llegar a un acuerdo definitivo y no hará público su plan de reestructuración, del que están pendientes todas las plantas, hasta al 15 de julio.

No obstante, ha precisado que GM mantiene abiertas conversaciones con otros posibles inversores, como el fondo de inversión estadounidense Rippelwood o el grupo chino participado por Daimler Beijing Automotive (BAIC).

A la espera de conocer con más exactitud los planes de Magna, que ha anunciado un recorte de al menos 10.000 de los 52.000 puestos de trabajo que tienen GM, Aliaga ha destacado que el Gobierno de Aragón mantiene "contacto diario" con la dirección de la filial española y la planta zaragozana.

Además, ha apuntado que el Ejecutivo autonómico se mantiene a la expectativa de que se produzca una nueva reunión internacional con los países que tienen presencia de GM para analizar la situación, como la celebrada el pasado 18 de junio, en Berlín, algo que podría ocurrir "más próximo al 15 de julio", ha indicado Aliaga.

Los primeros planes manejados por Magna asignan a Figueruelas un volumen de producción de 320.000 unidades, lo que supone 130.000 menos de su capacidad.

Según cálculos de UGT, esta reducción de la producción podría implicar el recorte de unos 1.600 puestos de trabajo, si bien el sindicato precisa que tan sólo se trata de una propuesta inicial.

Al margen de un recorte de unos 10.000 puestos de trabajo en el conjunto de la multinacional, Magna ha planteado que GM Europa ahorre 1.750 millones de dólares (unos 1.300 millones de euros) en el periodo 2010-2014, con medidas como recortes salariales y de jornada.

Etiquetas