Despliega el menú
Economía

GANADERÍA

Los ganaderos de ovino pierden 30 euros por cada cordero que producen

La Lonja Sectorial del Ovino analizará en Zaragoza las estrategias para hacer frente a la caída del consumo de esta carne.

Más de 250 participantes -productores, comercializadores e industriales- han confirmado ya su asistencia a la VII Lonja Sectorial del Ovino que mañana y el viernes se celebra en Zaragoza. El encuentro, que convertirá por un día a la capital aragonesa en el escenario de referencia donde se fijará el precio de los corderos de todo el país, abordará la complicada situación que atraviesa el sector ovino, acuciado por los altos costes de producción -derivada del encarecimiento de los cereales-, la caída de los precios en origen (el lunes la Lonja del Ebro fijó en 52 euros el precio de referencia del cordero) y la progresiva y preocupante pérdida de consumidores.

Así lo explicaron ayer en la presentación de esta sectorial Joaquín Salvo Tambo, vicepresidente de la Lonja Agropecuaria del Ebro y presidente de la Asociación Asociación Española de Lonjas y Mercados en Origen, José María Navarro, de la empresa Franco y Navarro y presidente del sector comercializador de la lonja y Carmelo Heras de Casa Ganaderos y presidente del sector productor en dicha lonja. El panorama que todos ellos dibujaron no fue muy alentador. Salvo reconoció que "cada tres días desaparecen dos ganaderos de ovino en Aragón". Heras insistió en que actualmente los productores tienen una pérdida de 30 euros por cordero producido y aseguró que durante el pasado año una explotación de 800 ovejas "ha trabajado duramente todo el año para no ganar absolutamente nada". El futuro no se presenta mejor, destacó Heras, que auguró que "2008 tiene la misma pinta".

Por su parte, José María Navarro explicó que en el primer trimestre del año se ha producido en Mercazaragoza un "ligero descenso del sacrificio", cifrado en 10.000 animales, lo que supone entre un 7 y un 8% menos que en el primer trimestre de 2007. Pese a todo, el representante de los comercializadores recordó que "tendremos que esperar a que termine todo el año para que las cifras sean fiables".

Preocupación por el consumo

Ante esta situación, los tres representantes de la Lonja coincidieron. La mayor preocupación y el principal reto es recuperar un consumo cuya caída está haciendo mella no solo en la ganadería española sino en toda Europa.

Por eso, el encuentro organizado mañana "quiere poner en solfa una de las más importantes problemáticas a las que se enfrenta el sector", explicó Salvo, que detalló que dicha sectorial girará en torno a "El consumo de carne de cordero en España. Importancia de de la calidad. Análisis y estrategias".

Desde el sector productor, Carmelo Heras recordó no solo la importancia de apostar por una fuerte campaña de promoción, sino la necesidad "de que la Administración eche una mano". La "ayuda" institucional debería de concentrar sus esfuerzos en tres líneas, según detalló el representante de Casa Ganaderos. Una primera para que los productores que quieran salir del sector puedan hacerlo con dignidad. Una segunda con la que se gratifique las labores de jardinería de monte que realiza el ovino en campo y una tercera vía para incentivar la producción y la comercialización de los productos así como para ayudar al sector a adaptarse a la nueva situación.

Cordero por cuartos

En el lado de la comercialización, Navarro insistió en la necesidad de promocionar el cordero aragonés y diferenciarlo, en los líneales de los mercados, de los canales de baja calidad llegados de otros países. Pero para eso, dijo, "se necesita dinero y una apuesta clara del Ministerio para fomentar el consumo de esta carne".

Navarro quiso dejar claro que la diferencia de precios en origen y destino no es tan elevada como critican las organizaciones agrarias. "Se nos relaciona siempre con el precio de las costillas y no con el bajo que es mucho más barato", destacó. Y recomendó a los consumidores que si se compra el cordero por cuartos el precio es mucho más asequible y menor la diferencia con el productor.

Etiquetas