Despliega el menú
Economía

PETRÓLEO

Los expertos advierten que los precios del petróleo pueden llegar este año a los 150 dólares

China, India y el Medio Oriente consumirán pronto más petróleo que EE.UU., hecho inédito.

La fuerte escalada de los precios del petróleo continuará, al menos, a corto y medio plazo, por lo que los expertos advierten ya que el barril de crudo podría alcanzar los 150 dólares hacia el cuarto trimestre, lejos de los 80 dólares que a finales de 2007 apuntaban como valor promedio para este ejercicio, en el que esperaban un claro descenso del crudo. Por este motivo, todos los analistas han tenido que revisar de forma precipitada sus previsiones.

Numerosas oficinas de inversiones bursátil consideran que la horquilla de precios para los últimos meses de 2008 estará entre los 120 y los 150 dólares. De hecho, el martes pasado se llegó a negociar durante parte del día un coste del barril de crudo Texas, referente en EEUU, a 119 dólares, suma que supera en un 86% la registrada hace un año. Las perspectivas en este sentido son tan malas que el propio presidente estadounidense, George W. Bush, reconoció esta semana que estaba "inquieto" por los efectos que estos movimientos tendían en los consumidores de su país.

Según John Kilduff, estratega de la firma MF Global, los 120 dólares "ya no son más que una marca cualquiera en la marcha inexorable del petróleo hacia nuevos récord". Y es que el crecimiento de la demanda energética en las naciones emergentes, cuyas economías están en pleno auge, e incluso en los países productores, junto al descenso de la producción en los que no son miembros de la OPEP, terminaron por vencer la prudencia de los analistas.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el consumo mundial de hidrocarburos debería aumentar 2% en 2008. China, segundo consumidor mundial después de Estados Unidos, India y Medio Oriente, consumirá pronto más petróleo que Estados Unidos, por primera vez en la historia, según la AIE.

Este incremento del consumo en los países emergentes, evaluado en un 4,4%, compensaría así la reducción de 2% de la demanda energética proyectada en Estados Unidos como consecuencia de la desaceleración de su economía.

La oferta no sube

Históricamente, las recesiones en Estados Unidos llevaron a un descenso de los precios. El precio del petróleo bajó un 26% en 2001, hasta los 19,84 dólares el barril en Nueva York, después de la explosión de la "burbuja" de los valores de internet. Pero "la recesión económica es sólo un elemento secundario para los mercados petroleros, porque la oferta no aumenta, mientras que la demanda se mantiene sólida", subrayó Jeff Rubin, jefe de economistas de CIBC World Markets, el primero que pronosticó que el barril de 'oro negro' superaría los 100 dólares en 2008.

Manteniendo sin cambios su previsión de demanda, la OPEP se rehúsa a producir más y las proyecciones de producción de los países que no pertenecen al cartel, entre ellos México y Rusia, fueron revisadas marcadamente a la baja. "Cuando el consumo energético se mantiene sólido, la respuesta de la oferta (...) es decepcionante", subrayó Phil Flynn, de Alaron Trading. Por eso, "finalmente, el petróleo no tiene otra opción que subir", añadió.

Convertido en una colocación alternativa muy buscada por los inversores en momentos de inflación alta, el ascenso del petróleo también está sostenido por la 'huída' de los fondos especulativos hacia los mercados de materias primas. El principal causante de ella es la caída del dólar frente a otras divisas internacionales, sobre todo el euro, con el que se cambia a 1,60 unidades del 'billete verde'.

Etiquetas