Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PATRONAL

Los empresarios creen "superficial e insuficiente" la reforma laboral

Un experto de la CEOE rechaza en Zaragoza el texto del Gobierno por falta de cohesión.

Javier Ferrer, Leopoldo Torralba, José Ocejo, José de la Cavada, ponente de la conferencia y M. A. Póveda.
Los empresarios creen "superficial e insuficiente" la reforma laboral
HA

"Los empresarios ni deseamos ni exigimos el despido, es el final de una larga cadena que puede o no acabar de esta forma. Sin embargo, es evidente que no hay despido sin contratación y negocio previo" explicó José de la Cavada, director del departamento de Relaciones Laborales de CEOE, en el foro convocado ayer por la Confederación de Empresarios de Zaragoza (CEZ). Reformas estructurales, nuevos contenidos de calado e incremento de la flexibilidad empresarial son elementos esenciales que -a juicio de De la Cavada- deben ejercitar y avalar el desarrollo real del mercado de trabajo sin marginar puntos coyunturales que las empresas han de subsanar a diario.

La situación es irreal, anacrónica y poco veraz, consideró el experto de la CEOE. El ponente criticó que "no es lógico que un juez pueda impugnar decisiones tomadas libremente por el empresario o sea el encargado de mediar en aspectos de compañías privadas; desconocen el terreno y realizan juicios de valor, en ocasiones equivocados, en pro del trabajador. Deben penalizar cuando existe fraude de ley y hacer respetar los derechos del trabajador, nada más".

Negociando desde 2008

Los empresarios consideran que la inoperancia del Gobierno hace dos años para reconocer la palabra crisis hizo perder tiempo y capacidad de movimiento que se habría traducido en eficacia y eficiencia en materia dura de empleo. Aunque los contactos para asentar las bases de esta reforma laboral se creían tripartitos -administración, empresarios y sindicatos-, numerosas propuestas de la patronal -según apuntó De la Cavada- fueron denegadas e incluso relegadas al ostracismo. "El ministro en la comisión de seguimiento se negó a recoger en actas las reformas estructurales que propusimos. Yo diferencio dos etapas en la negociación: antes del 22 de abril de 2009 y después de esta fecha. En la primera se establecieron premisas que iban a ser discutidas y donde la idea de cambios sustanciales era ya palpable por nuestra parte. En la segunda, tras el aviso europeo a Zapatero y las medidas referidas al control del déficit, echaron por tierra todos los puntos que iban a ser negociables". Por ello, el experto de la CEOE ve "superficial e insuficiente" el texto aprobado por el Gobierno.

De la Cavada consideró inoportuno equiparar nuestro sistema laboral al de otros países, como Alemania y Austria. Finalmente, dijo que solo siendo conscientes de la situación, tomando decisiones reales que flexibilicen los flujos de contratación y aúnen a partidos políticos, sindicatos, empresarios y trabajadores, las soluciones serán de todos y no fenecerán en estados intermedios.

Etiquetas