Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Los empresarios creen que incrementar la presión fiscal no ayuda a crear empleo

Los empresarios de Zaragoza rechazan el incremento de la presión fiscal planteada por el Ayuntamiento de hasta un 30 % en el IAE y de entre un 10 y un 20 % en el IBI.

Los empresarios de Zaragoza rechazan el incremento de la presión fiscal planteada por el Ayuntamiento a las empresas e insisten en que este planteamiento va en dirección contraria a las políticas que se necesitan en el momento actual para generar empleo y riqueza en la ciudad.

La Confederación de Empresarios de Zaragoza, CEPYME-Zaragoza y la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza han firmado un manifiesto en el que resaltan que subidas para el 2012 de hasta un 30 % en el IAE y de entre un 10 y un 20 % en el IBI resultan "inaceptables y un despropósito en una coyuntura económica que ha causado el cierre de cientos de empresas y comercios en los últimos años".

Así, las organizaciones firmantes reiteran que la moderación de la presión fiscal resulta decisiva para recuperar la confianza de los empresarios y emprendedores y para generar la inversión necesaria para recuperar el crecimiento económico, el empleo y el consumo.

"Las empresas precisan de apoyo y no de una nueva vuelta de tuerca que ahogue aún más su delicada situación económica", apuntan en el manifiesto, en el que insisten en que "cualquier incremento de costes significa -dadas las rigideces del mercado- la necesidad imperiosa de hacer un recorte equivalente en otras partidas, como compras, personal o subcontratas".

A su juicio, esta medida penaliza en especial a las empresas e incrementa la dificultad de supervivencia al disminuir su competitividad, precisamente en una "delicada situación de la economía de nuestra ciudad".

Recuerdan que desde 2008 han desaparecido 8.000 empresas y autónomos y ha aumentado un 101 % el numero de parados hasta alcanzar una tasa del 20,3 %, al tiempo que alertan de que no se pueden estar perdiendo 2.000 empresas por año en Zaragoza "y al menos una ordenanza fiscal no debiera contribuir a ello".

Los empresarios lamentan la falta de diálogo al respecto e insisten en que "debe corregirse de manera inmediata".

Etiquetas