Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPLEO PÚBLICO

Los empleados públicos tendrán cláusula de garantía salarial por primera vez en la historia

Las remuneraciones de los 2,7 millones de empleados públicos subirán en los tres próximos años, al menos, igual que los precios.

El colectivo, que de esta manera descarta su congelación salarial, disfrutará por primera vez en la historia de una cláusula de garantía que durará la legislatura. La nueva disposición mantendrá el poder adquisitivo de los trabajadores sea cual sea la inflación real. Así, CC OO, UGT y CSIF dan por cerrado con el Gobierno un acuerdo que recoge una subida básica sobre masa retributiva para 2010 del 0,3% (tres euros cada 1.000), porcentaje que en el caso de los trabajadores con fondo de pensiones se eleva al 0,6%. Los incrementos iniciales para 2011 y 2012 se negociarán en cada ejercicio, sujetos a revisión.

En un principio los sindicatos reclamaron una subida del 1%.

Consideraban que su demanda se ajustaba al delicado momento económico. Posteriormente, a lo largo de la negociación con el Gobierno vieron que se abría la puerta a la cláusula de garantía y no tuvieron inconveniente en reducir sus exigencias económicas. Los desvíos entre la subida salarial inicial y la inflación real de 2010 y 2011 se pagarán el 1 de enero de 2012. Y el ajuste de este último año, el 1 de enero de 2013. No obstante, si la economía se recupera antes o mejor de lo previsto, las compensaciones se adelantarán.

El pasado día 10, los líderes de los tres sindicatos, Enrique Fossoul (CC OO), Julio Lacuerda (UGT) y Domingo Fernández (CSIF) acudieron a Moncloa para entrevistarse oficialmente con la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega. Antes se habían celebrado contactos oficiosos. Desde ese día se intensificaron las negociaciones hasta que a última hora del pasado martes el acuerdo era inminente. En el capítulo retributivo solo faltaba buscar entre todos una redacción satisfactoria para la cláusula de garantía.

La previsión de inflación puesta por el Gobierno encima de la mesa para 2010 gira entre un 0,7% y un 0,8%, si bien también ha barajado un 1%. Respecto a 2009, el Ejecutivo espera que la evolución de los precios sea negativa, según desveló a CC OO, UGT y CSIF.

Un 1,5% para pensiones

La firma del acuerdo, documento que incluirá asimismo el desarrollo del estatuto básico del empleado público, se retrasará hasta que la vicepresidenta se recupere de la intervención quirúrgica a la que fue sometida de urgencia en la noche del martes. El pacto pasará a la Mesa General en la que participan también las tres administraciones (central, autonómica y local). El texto oficial tiene que estar cerrado antes del 25 de septiembre, viernes en el que el Consejo de Ministros abordará los Presupuestos Generales del Estado para 2010.

Los fondos de pensiones colectivos que disfrutan los empleados de la administración general del Estado (AGE), de varias autonomías y de algunos ayuntamientos experimentarán un incremento en 2010 del 0,3%. Al año siguiente, la subida será del 0,5% y en 2012, del 0,7%. El aumento global, del 1,5%, permite cumplir el compromiso adquirido por gobiernos anteriores de engrosar el fondo un 0,5% cada año.

Fossoul, Lacuerda y Miguel Borra de CSIF manifestaron este miércoles su satisfacción por el acuerdo, sobre todo por la cláusula de garantía. El representante de CC OO señaló que la fórmula de revisión adoptada es "buena" y se congratuló de que "sea similar a las del sector privado". Para Lacuerda ha sido importante que desde el primer contacto con el Gobierno "haya tirado por delante el compromiso de mantener el poder adquisitivo de los empleados públicos" y para Borra, descartar la congelación salarial que hubiera vinculado a todas las administraciones y suprimido automáticamente cualquier aumento. Los tres agradecieron "el detalle" de De la Vega, que desde el hospital recién ingresada llamó por teléfono a los sindicalistas para interesarse por la negociación.

Etiquetas