Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

EMPRESARIOS

Los directivos aragoneses critican la falta de competitividad

ADEA celebra su primera convención, en la que se apuesta por la innovación y el talento, y premia a 11 ejecutivos de la Comunidad.

Foto de grupo de los galardonados en los I Premios ADEA a los mejores directivos y ejecutivos aragoneses, ayer.
Los directivos aragoneses critican la falta de competitividad
ESTHER CASAS

Recuperar la competitividad para vencer la crisis y hacerlo mediante la innovación y el talento fueron las recetas que dieron los expertos en la primera convención de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) celebrada ayer en Zaragoza. Cerca de un millar de ejecutivos de empresas escucharon a ponentes que hablaron sobre la necesidad de no quedarse atrás. El ex diputado popular y presidente de la Fundación Ibercaja, Manuel Pizarro, fue uno de los más claros a la hora de criticar la situación actual, a la que dijo se ha llegado porque "la gente ha utilizado su compañía para hacer otra cosa distinta" a su negocio tradicional y pidió la vuelta al "zapatero a tus zapatos". Así, reclamó que "el que quiera hacer operaciones de casino, que las haga con sus recursos propios". Para salir de la crisis reconoció que España necesitaría "devaluar un 30%" su moneda, algo imposible desde la entrada en el euro. Por ello, dijo: "Tenemos que hacer las cosas tan bien como aquellos con los que competimos". Y eso necesita de reformas. Y muchas, que fue enumerando. Reformas en la justicia, en las administraciones públicas, en el sector energético, en la formación y en el sistema financiero.

Respecto a este último mantuvo que "no se puede dar dinero público a los que lo han hecho mal para que compitan con los que lo han hecho bien", ya que esto genera desigualdades. La ponencia de Pizarro fue una de las que se siguió con más interés por el auditorio del Hotel Reina Petronila y por quienes comentaban el foro a través de Twitter, a los que los 10 minutos que tuvo el ponente les supieron a poco. "Pizarro ha ido a matar y ha salido por la puerta grande", decía uno de los mensajes o 'tweets' que se leían en la pantalla. Incluso alguno pidió su vuelta a la política. Ayer se supo que el turolense ha descartado ser candidato a la patronal CEOE, después de muchos rumores, según la agencia Colpisa.

"Trabajo e ilusión"

"El gran problema de nuestro país es la competitividad", aseguró el anfitrión y presidente de ADEA, Salvador Arenere. Recordó que España ha bajado del puesto 28 al 42. Los directivos se mostraron "dispuestos" a ayudar a salir de la crisis con "trabajo e ilusión", en palabras de Ramón Adell, vicepresidente de la organización CEDE, a la que pertenece la aragonesa. Este no dudó en afirmar que "la mejor marca de una empresa son sus directivos".

En el foro se pudieron escuchar los consejos de veteranos como Abel Linares, ex directivo de Telefónica y presidente ejecutivo de Oesía, que entendió que inmersos ya en la crisis lo importante no es "cuál es la magnitud del problema" sino saber que estamos "en un cambio de ciclo económico". A él se sumaron las experiencias del consejero delegado de BSH Electrodomésticos España, José Longás, que habló de la perserverancia en el camino a la innovación. Francisco Belil, consejero delegado de Siemens España y Suroeste de Europa, explicó que "la mayor parte de la tecnología necesaria en 2040 existe hoy" y que "el futuro se construye a base de tecnología y personas con talento". Este estuvo representado por casos de éxito de empresas jóvenes aragonesas. Ignacio Correas, de Zentyal, demostró que se puede competir con gigantes como Microsoft con funcionalidad y ajuste de costes.

En los corrillos tras las ponencias se pudo ver a empresarios como el presidente de la patronal CREA, Jesús Morte; Ángel Gil, de Bienvenido Gil y Pilar Muro, de grupo Quirón; políticos como Juan Carlos Trillo, director general de Comercio y Teresa Perales, del PAR. También asistieron Amado Franco y José Luis Aguirre, presidente y director general de Ibercaja, respectivamente. El primero recibió el premio ADEA al Mejor Directivo de Aragón, uno de los 11 que se entregaron y que sustituyen a los Vendor. Si la inauguración corrió a cargo del presidente aragonés, Marcelino Iglesias, el consejero de Industria, Arturo Aliaga, clausuró el acto, pidiendo a las empresas que apuesten también por salir al exterior.

Etiquetas