Economía
Suscríbete

SECTOR PRIMARIO

Los agricultores creen que el informe de la OCDE confirma el recorte de ayudas al campo

Los representantes de las organizaciones de agricultores han indicado que esta tendencia a la baja también se explica en que en muchos países del área de la OCDE las ayudas están vinculadas a la evolución de los precios.

Los organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han asegurado que el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre ayudas al sector en 2010 constata una tendencia generalizada de descensos y han defendido su necesidad para el mantenimiento del tejido productivo.

Los representantes de las organizaciones han indicado que esta tendencia a la baja también se explica en que en muchos países del área de la OCDE las ayudas están vinculadas a la evolución de los precios, por lo que cuando estos son altos los apoyos al sector se reducen.

Los subsidios a los productores agrícolas en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) alcanzaron en 2010 su nivel más bajo desde mediados de la década de 1980, según un informe publicado hoy en Ginebra.

El informe cifra en 227.000 millones de dólares (172.000 millones de euros) el volumen de subsidios a los agricultores de los 34 países de la OCDE, incluidos los Estados que se incorporaron a la organización en 2010: Chile, Estonia, Israel y Eslovenia.

El director de Relaciones Internacionales de Asaja, Ignacio López, ha explicado que la renta agraria general es más baja que la de otros sectores y que, junto a esta circunstancia, el medio rural vive en unas condiciones menos favorables en comparación con el urbano.

Ha indicado que "no hay que tener ningún complejo" respecto a las ayudas por el importante papel que desempeña la agricultura como parte sustancial de la alimentación y también del mantenimiento del tejido productivo en el campo.

López ha abogado por establecer unas redes de estabilidad en los mercados porque "no se puede dejar que funcionen sin normas y sin regulación porque al final es la ley del más fuerte que no quiere decir que sea el mejor", tanto en modelos sociolaborales como en métodos de producción.

El director técnico de COAG, José Luis Miguel, ha subrayado que el informe de la OCDE constata una realidad que es que las ayudas en términos generales están disminuyendo en relación a la actividad agraria que se desarrolla.

En el ámbito de la Unión Europea, según Miguel, las ayudas están congeladas desde hace "años y años" y la tendencia es a la baja, mientras que el apoyo a los precios en varios productos se ha desmantelado y los directos no se actualizan respecto a la evolución de la inflación.

Miguel ha recordado que en los últimos años "hay producciones que se reducen o incluso desaparecen" y que hay un debilitamiento en general de la agricultura que afecta tanto al abandono de explotaciones como a su cuestionamiento como productiva en Europa.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha explicado que con este informe "se ve claro" que los países del mundo más desarrollados "están disminuyendo las ayudas" en sus políticas agrarias.

Ha señalado que estas líneas de actuación contrastan con las que se están desarrollando en países emergentes como China, donde "las ayudas para el desarrollo de la agricultura están aumentado".

En este sentido, ha subrayado que "recortar por recortar no es la solución" y que teniendo en cuenta que la población mundial va aumentando, "es necesario que se sigan manteniendo las ayudas al sector agrario".

Etiquetas