Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS ECONÓMICA

Leopoldo Abadía espera una mejora económica en 2010 y confía en el plan del Gobierno

El analista Leopoldo Abadía, conocido por su explicación de la crisis económica actual en internet, afirmó que habrá que esperar a 2010 para ver una mejora en la economía y confió en el plan del Gobierno como una forma de "centrarse" en puntos "concretos", pese a las posibles "distracciones".

Durante la presentación de su libro "La crisis ninja y otros misterios de la economía actual", este antiguo profesor de política de empresa del IESE dijo que para mejorar la situación habrá que "limpiar" la llamada "materia prima" de las empresas, esto es, el dinero que las hipotecas subprime "han estropeado tanto".

En su libro, Abadía sitúa el origen de esta crisis en 2002, cuando los bancos norteamericanos comenzaron a ofrecer créditos "a personas Ninja, no income, no job, no assets; o sea, personas sin ingresos fijos, sin empleo fijo y sin propiedades", quienes tenían que pagar intereses más altos por pedir hipotecas de alto riesgo.

Según Abadía, la situación no mejorará "hasta que el último "ninja" pague el dinero de su último recibo de su última hipoteca", pero mientras, los ciudadanos tendrán que soportar la falta de "concesión de créditos".

El autor del libro considera "muy mala noticia" que el Banco Central Europeo (BCE), cuya misión es vigilar la inflación, continúe bajando los tipos de interés.

Pero en cambio, valora la caída de la inflación y el plan de lucha contra la crisis presentado por el Gobierno, el llamado "Plan E" que, a su juicio, se centra en "alrededor de cinco ejes": empleo, empresa, familias, medidas financieras y presupuestarias, y reactivación de la economía.

"Me parece muy bien el enfoque", dijo a Efe Leopoldo Abadía, quien añadió que le gustaría que "no se les olvide; que cada mes o cada tres meses, el presidente Zapatero convoque una rueda de prensa" para que la ciudadanía "se entere".

Sin embargo, este ingeniero industrial aseguró que está en contra de las "distracciones", ya que "muchísimo dinero se tira en organismos de relleno" y puso de ejemplo el de algunas embajadas abiertas en el exterior.

Después de criticar la cultura del "todo vale", Abadía se mostró optimista y animó a la sociedad a "trabajar mucho" y a actuar "con prudencia", como en el caso de los expedientes de regulación de empleo que, en su opinión, deben realizarse "con sentido".

Etiquetas