Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

Lear Épila ofrece ahora 30 contratos a los afectados por el ERE de extinción

El comité ve difícil que acepten trabajar solo por diez semanas, ya que tendrían que devolver a Hacienda más de lo que cobrarían.

La dirección de Lear Épila reunió al comité de empresa la semana pasada para anunciarle que iba a ofrecer a los 78 afectados por el ERE de extinción del pasado noviembre entre 20 y 30 contratos de diez semanas, a partir del 21 de marzo, para poder adelantar la producción de asientos para 10.000 Corsas. «No es un aumento de la producción, fijada por Opel en unos 220.585 Corsas hasta septiembre de este año, sino un adelanto. Es decir, el fabricante quiere que entre la semana 12 y la 22 cada día en la planta de Épila, en lugar de sacar trabajo para 900 coches, se incremente hasta 1.100», explicaron fuentes del comité.

A los trabajadores ya les ha llegado esta semana la carta certificada con el ofrecimiento de la empresa, si bien desde el comité ven difícil que puedan salir suficientes candidatos. «Es un regalo envenenado», afirmó Lorenzo Roy, secretario general de la sección sindical de CC. OO. en Lear, ya que «Hacienda establece que si la empresa que te despidió o una filial te vuelve a contratar antes de que hayan transcurrido tres años, la indemnización no cuenta como tal sino como salario, y en ese sentido, deja de estar exento de IRPF y eso supondría devolver unos 8.000 euros por trabajador». También Isidro Agustín, presidente del comité, comparte que «a la mayoría de los trabajadores afectados por el expediente de extinción no les va a interesar un contrato de obra y servicio por diez semanas cuando va a ser más lo que tengan que devolver a Hacienda que lo que cobren en esos dos meses y medio».

Plantilla demasiado ajustada

Seguramente, lo que hará la empresa cuando los trabajadores afectados por el ERE declinen su oferta será tirar de la bolsa de eventuales porque necesitan gente con una mínima experiencia. «Desde el comité les hemos propuesto que como hay bastante gente en la empresa que debe muchos días, algunos 30, se de la posibilidad de que haya sábados de recuperación para que puedan ir devolviendo esos días y al mismo tiempo se adelante producción», precisó Lorenzo Roy, de CC. OO.

Por su parte, Isidro Agustín criticó que «cuando plantearon el ERE de extinción de 78 empleos, nos pareció mucho y así ha sido al final porque cualquier modificación en la producción por parte de la empresa puede provocar una circunstancia como la actual. Ya avisamos de que se estaba ajustando demasiado la plantilla». Además, recordó que el ERE de suspensión, en vigor hasta el 31 de marzo, y al que fueron unos 30 trabajadores por semana en diciembre, no se ha vuelto a utilizar porque hay carga de trabajo».

Etiquetas