Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LABORAL

Las horas extraordinarias aumentan un 3%, pese a la subida del paro

Los ocupados prolongaron su jornada, en 2007, en más de 64,4 millones de horas, el mayor total desde 1999.

La existencia de 117.000 parados más a finales de 2007, que un año antes, el comienzo de las incertidumbres económicas y los ajustes que las empresas se han visto obligadas a realizar no fueron obstáculo para que los ocupados prolongaran su jornada laboral más allá del tiempo ordinario establecido en la ley o por convenio, con 64,455 millones de horas extraordinarias, casi un 3% más que en 2006. Además, ese total, se convirtió en el más alto desde 1999, cuando se contabilizaron 57,214 millones.

No obstante, la crisis del ladrillo se dejó sentir y la construcción, que pese a ello contabilizó más de seis millones de horas extras, fue el único sector en el que la prolongación de la jornada se redujo. La caída llegó al 6,51%, porcentaje que en datos absolutos supuso 420.500 horas menos.

Situación muy distinta se dio en los servicios, donde hubo un incremento del 5,15% de horas extras. Es decir, el total de 29,293 millones de 2006 se elevó 12 meses después a 30,802 millones. En la industria, la subida fue del 2,67% y en 718.000 horas más que los 26,886 millones reunidos el año anterior.

Caída en las pymes

La evolución de la extensión del tiempo de trabajo figura en un informe estadístico del Ministerio de Trabajo, departamento que define como hora extraordinaria, aquella que se realiza sobre la duración máxima de la jornada ordinaria. En principio, su ejecución es voluntaria salvo los pactos recogidos en convenio o en contrato individual. La prolongación está prohibida para los trabajadores menores de 18 años y durante el periodo nocturno, salvo en las actividades especiales y autorizadas. El precio de la hora extra no puede ser inferior al valor de la ordinaria y su retribución se efectuará mediante abono económico o compensación de tiempo libre.

El alza registrada en 2007 estuvo provocada, en gran medida, por las empresas con plantillas entre 51 y 250 empleados. El aumento fue del 8,5%, al pasar el total de 20,489 millones de 2006 a 22,238 millones. Las empresas con más de 250 trabajadores también contribuyeron al aumento de las horas extras, aunque su subida se quedó en el 3,7% y en 1,079 millones de horas que elevaron el total a 30,305.

Mientras tanto, hubo un descenso del 21% en las pequeñas sociedades (de uno a 10 trabajadores). Del total realizado, sólo 2,605 correspondieron a este ámbito. En las empresas de 11 a 50 ocupados, la prolongación de la jornada bajó un 3,44% y en 330.800 horas.

La Rioja, mayor aumento

Respecto al comportamiento por comunidades, en seis la jornada laboral se ajustó más que durante el ejercicio anterior. Castilla-La Mancha encabezó los descensos, dado que por cada tres horas extras realizadas en 2006, un año después sólo se llevó a cabo una. Asimismo fue significativa, la reducción del 25% de Cantabria. En Aragón, la disminución bajó al 9,4%; en la Comunidad Valenciana, al 5,55%; en Baleares, al 1,65%; y en Madrid, al 0,91%.

La Rioja ocupó el primer puesto en el incremento anual. Por cada 100 horas de 2006, en 2007 se trabajaron 159. En el otro extremo de la lista se situó Castilla y León, con una subida del 0,52%. En relación con las comunidades restantes, superaron el incremento medio del 2,8%, Galicia (31%), Murcia (19%), País Vasco (12%), Navarra (11%), Cataluña (7,36%), Extremadura (7%), y Asturias (5,46%).

Andalucía experimentó el mismo porcentaje de aumento que el estatal, es decir, el 2,8%. Canarias, por su parte, fue la única comunidad cuyo incremento estuvo por debajo de la media, al quedarse en el 1,2%.

Etiquetas