Economía
Suscríbete por 1€

HASTA PRINCIPIOS DE DICIEMBRE

Las estaciones de esquí andorranas aplazan su apertura por falta de nieve

Las dos estaciones de esquí andorranas, que tenían previsto inaugurar temporada el próximo fin de semana, han decidido aplazar la apertura de las pistas hasta principios de diciembre por falta de nieve.

Según han anunciado Grandvalira y Vallnord, el inicio oficial de la temporada será el fin de semana del puente de la Inmaculada, y no este fin de semana, como se había previsto inicialmente, al igual que anunció también la estación de Baqueira Beret, en el Pirineo leridano.

Grandvalira pondrá en marcha sus pistas el 5 de diciembre para poder "asegurar la máxima calidad de nieve y el pleno rendimiento de las instalaciones y poder ofrecer las mejores condiciones esquiables", han explicado desde el dominio, que incluye los sectores de Pas de la Casa-Grau Roig y Soldeu-El Tarter.

De todas formas, y en caso de que se cumplan los pronósticos de la llegada de un frente frío que puede derivar en nevadas abundantes durante este fin de semana, el dominio andorrano no descarta abrir algunos días antes del 4 de diciembre.

Según han afirmado, se pondrían en marcha "parte de las instalaciones mecánicas y pistas en un plazo de tiempo muy breve".

Por su parte, Vallnord prevé la apertura de las pistas para el día 4 de diciembre.

"El cambio de las condiciones meteorológicas no ha llegado a tiempo para poder abrir en condiciones óptimas el 28 de noviembre", han señalado desde el dominio del Principado, que acoge las pistas de Arcalís y Pal-Arinsal.

Aunque, han añadido en Vallnord, esta situación sí que ha permitido al equipo técnico empezar a trabajar con nieve artificial con la vista puesta en el puente de la Purísima.

Previsión de precipitaciones para el próximo fin de semana

El servicio de meteorología de Andorra prevé precipitaciones para este fin de semana, lo que seguramente contribuirá a incrementar las cotas de nieve en las zonas altas.

El fin de semana del 14 y 15 de diciembre pasados Grandvalira decidió abrir a los usuarios una parte de las pistas, después de las intensas nevadas acumuladas a principio de mes.

Fue una apertura sectorial, sólo en Pas de la Casa-Grau Roig, y con siete pistas y 15 kilómetros esquiables.

Se ofrecieron tarifas más reducidas y el forfait de día costaba 20 euros.

Etiquetas