Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS ECONÓMICA

Las empresas aragonesas no ven 'brotes verdes' ni signos claros de recuperación

Los temores manifestados por los empresarios aragoneses en el último trimestre de 2009 se han cumplido. Durante los primeros meses del presente ejercicio, las empresas aragonesas no solo no han visto ¿brotes verdes¿ sino que, además, han confirmado un ¿parón¿ en la recuperación económica.

Los temores manifestados por los empresarios aragoneses en el último trimestre de 2009 se han cumplido. Durante los primeros meses del presente ejercicio, las empresas aragonesas no solo no han visto ‘brotes verdes’ sino que, además, han confirmado un “parón” en la recuperación económica que se ha traducido en un descenso de la facturación en el casi el 60% de las empresas, especialmente en las del sector servicios.

Lo dice el Índice de Confianza Empresarial (ICE), elaborado por la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, que analiza la opinión de 538 empresas aragonesas que manifiestan con valores que oscilan de +100 a -100 los avances (en positivo) y los retrocesos (en negativo)_experimentados por sus firmas durante el primer trimestre del año. Los resultados incluso empeoran (con un -29,2) la tendencia negativa expresada en el último trimestre de 2009 (-25,6) y rompe el ligero optimismo que se había despertado en julio del pasado ejercicio.

Más aún, si se observa el indicador de situación los resultados de los primeros tres meses de 2010 son “desalentadores” -como los califica la Cámara- ya que el índice ha caído hasta el -33,5.

Así, ni apetecen brotes verdes ni se siente una “clara” recuperación de la economía. Los motivos hay que buscarlos en la debilidad de la demanda, el empleo y en la inversión. El 57,2% de las firmas insisten en que, lejos de mantener su facturación, han visto en este primer trimestre como esta variable -imprescindible para la viabilidad de sus negocios- se ha reducido. Un 30,3% ha podido mantenerla y apenas un 12,4% han conseguido mejorar su caja.

Empleo e inversión

El empleo sigue bajo mínimos. Solo un 10% de las empresas manifiestan su intención de ampliar plantillas. El resto, tanto en situación como en expectativas, apuntan a un mantenimiento de sus niveles actuales de empleo. No generarán nuevos puestos de trabajo, pero, al menos, no recortarán sus plantillas.

Es la inversión la que presenta los peores índices, dice la encuesta realizada por la Cámara de Comercio. Solo el 3% la amplió en el primer trimestre, pero, lo que es peor, apenas el 1,3% prevé aumentarla entre los meses de abril y junio. La mejor cara del ICE la muestran las exportaciones, ya que el 32,4% de las empresas experimentó un incremento de sus ventas al exterior, con lo que las exportaciones crecieron un 42% en los dos primeros meses del año hasta sumar los 1.200 millones de euros.

Por sectores, Comercio y Servicios se llevan la peor parte. Se confirma el deterioro iniciado a finales de 2009 y su Índice de Confianza cae 6,5 puntos hasta el 32,2 acercándose a niveles de abril del pasado año, mes a partir del cual comenzaron a mejorar las expectativas de las empresas de servicios. Su empeoramiento, explica la Cámara de Comercio, se debe “a la drástica caída de la inversión y del empleo”.

Pero, a pesar de la crudeza de la situación, las expectativas de los empresarios aragoneses son algo más optimistas. Ven -y así lo expresan en la encuesta- una “ligerísima” mejoría para mediados de año, época en la que esperan “que la situación se estabilice”.

Etiquetas