Despliega el menú
Economía

ENERGÍA

Las eléctricas piden "reglas del juego claras" para la reordenación del sector

También solicitarán que el Gobierno abra "con valentía" un debate sobre la energía nuclear.

Los máximos responsables de las compañías eléctricas españolas pedirán al nuevo ministro de Industria, Miguel Sebastián, que defina unas reglas del juego "claras" para afrontar el proceso de reordenación del sector energético español, informaron en fuentes empresariales.

Además, transmitirán al titular de la cartera de Industria la importancia de que el Gobierno asuma "con realismo y valentía" la necesidad de mantener la aportación de la energía nuclear al 'mix' (estructura) de producción energética si se quiere garantizar el suministro a medio-largo plazo, para lo que pedirán que se abra un amplio debate al respecto sin apriorismos con el objetivo de concienciar a la opinión pública.

Así, en las reuniones que mantendrán en las próximas semanas, los primeros espadas de las empresas eléctricas solicitarán a Sebastián que "marque los cauces" por los que se guiará la consolidación del sector, un proceso que arrancó con la compra en 2007 de Endesa por Acciona y Enel tras las fallidas OPAs de Gas Natural y E.ON y que está aún a falta de completar.

También le harán ver la importancia de que el Gobierno español deje claro de una vez por todas si apuesta por un modelo de "campeones nacionales" y si plantará cara para evitar el traslado al extranjero de los centros de decisión de empresas estratégicas españolas.

"El Gobierno tiene que ser consciente de las asimetrías que caracterizan la situación española respecto a la europea, lo que hace que una empresa pública extranjera pueda comprar a una española pero que no pueda suceder lo mismo a la inversa", señalaron las mismas fuentes.

La necesidad de abordar esta situación cobra especial urgencia ante el interés confeso de la eléctrica pública francesa EDF por entrar en el capital de Iberdrola, compañía que ha desplegado una batería de medidas legales y administrativas en todos los frentes, incluida la Comisión Europea, para frenar esta posible intentona gala.

Situación de vulnerabilidad

Esta situación de especial vulnerabilidad se intensifica en un momento en que España carece prácticamente de mecanismos para protegerse ante la entrada de compañías no deseadas en el capital de empresas estratégicas, una vez abolida la 'golden share' y la llamada 'ley Rato', que limitaba los derechos políticos de las empresas foráneas en el accionariado de empresas privatizadas y/o que operan en sectores considerados estratégicos.

Además, Bruselas y el Gobierno español mantienen en el Tribunal de Justicia de la UE un tenso litigio a cuenta de la llamada función 14, la norma con que el Ejecutivo dotó de poderes a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para evaluar las OPAs sobre Endesa e imponerles condiciones.

El deseo de ACS de poner en valor su participación del 12,4% en Iberdrola se ha convertido en el origen de la nueva reordenación del sector, en la que la constructora de Florentino Pérez maneja sus opciones desde su posición de principal accionista de Unión Fenosa, en la que cuenta con un 45,3%.

Frente a una posible ofensiva de ACS en Iberdrola, se maneja como principal alternativa una fusión entre la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán y Gas Natural, de la que podrían desprenderse activos que satisfagan las aspiraciones de Florentino Pérez y a la que se atribuye un buen encaje estratégico, pese a las dudas sobre si el grupo resultante creará valor.

Etiquetas