Despliega el menú
Economía
Suscríbete

BANCA

Las cajas de ahorros ganan un 34% menos y atenúan la morosidad

"Si nos atan los pies, no pueden decir que vamos lentos", denuncia el presidente de la CECA al hablar de fusiones entre entidades.Piden que se aclare la tributación de los Sistemas Institucionales de Protección (SIP)

Juan Ramón Quintás, presidente de la CECA, ayer.
Las cajas de ahorros ganan un 34% menos y atenúan la morosidad
paco campos/efe

Las cajas de ahorro sacan pecho. Excluidas las dos entidades acogidas al Fondo de Garantía de Depósitos -Caja Castila-La Mancha (CCM) y Caja Sur- las 43 restantes ganaron 4.426 millones en 2009, un 34,2% menos que en el año anterior, después de destinar 12.067 millones a dotaciones. De esa última cifra, y siguiendo la 'recomendación' del Banco de España, 2.316 millones han ido a cubrir activos inmobiliarios.

 

Pero las cajas se consideran ahora en condiciones de replicar a los dirigentes bancarios que les han considerado 'un problema'. Su morosidad se ha ralentizado, hasta cerrar el año en un 4,86%, mantienen ahora una cobertura más elevada -56,5%, frente al 55,5% de la banca- y todo ello ganando cuota en depósitos y en créditos.

 

La Confederación lo explica de forma simple. Las cajas sufrieron el primer duro impacto de los impagados -hipotecas, préstamos a inmigrantes y, sobre todo, los concedidos a los promotores inmobiliarios- y el debilitamiento de la economía real ha extendido ese mismo efecto a los bancos, que padecen, además, sus consecuencias sobre el crédito al consumo.

 

Juan Manuel Quintás, el presidente de la CECA que apura los últimos meses de mandato, salió al paso de los comentarios que reprochan a las cajas lentitud en su reestructuración. El más reciente ha sido la recomendación de "máxima diligencia" formulada por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero a entidades y comunidades autónomas, para que los procesos de fusión puedan culminar en el primer semestre de este año. "Si nos atan los pies, no pueden decir que vamos lentos", declaró, y denunció las incertidumbres que atenazan los procesos.

Las cajas quieren que se aclare el régimen de tributación fiscal de los Sistemas Institucionales de Protección (SIP), las corporaciones integradas por cajas que mantienen marca y estrategia, mientras ponen sus balances en común para mejorar la solvencia y el acceso a los mercados.

Ayudas en vez de 'novio'

También reclaman con contundencia que una entidad puede acometer su plan de viabilidad con ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) sin necesidad de fusionarse con otra. La norma no lo impide: en realidad, hay dos artículos de la regulación con enunciados contradictorios, lo que pone de manifiesto cierto apresuramiento en su redacción. Pero Quintás comentó que la disuasión viene por otros caminos. Y es que el Banco de España, cuando una caja sugiere esa posibilidad, de inmediato le pregunta si no le parecería más interesante buscarse un 'novio'.

Un año muy difícil

En las cuentas de las cajas de ahorros durante el pasado año destaca el margen de intereses, o resultado de tomar y prestar dinero, que creció el 9,9% hasta 19.654 millones de euros. Una oportunidad que no se repetirá en 2010, dada la trayectoria a la baja del precio del dinero, que ya se refleja en las revisiones de la mayor parte de los créditos concedidos a interés variable. El actual ejercicio será muy difícil, y no es de descartar que alguna caja o banco "sufra pérdidas" en algún momento, reconoció el director general de CECA, José Antonio Olavarrieta.

 

Las entidades de ahorro tampoco se hacen ilusiones respecto a la trayectoria de la morosidad, que va a seguir creciendo. Olavarrieta no ocultó su inquietud por los datos de enero, porque los primeros meses de cada trimestre "siempre son de temer".

 

El director general, no obstante, puso en valor las enormes diferencias que existen entre el tratamiento de la morosidad en España -donde la deuda se considera dudosa en cuanto el cliente se retrasa en tres pagos consecutivos- y en otros países europeos, en los que las autoridades supervisoras no plantean ese tipo de exigencias. Sus argumentos fueron aún más allá. Frente a unos activos dudosos de las cajas de ahorros que suman 47.400 millones de euros, las provisiones reales atesoradas a 30 de diciembre pasado ascendían a 26.800 millones. Con criterios del Banco de España serían suficientes 7.100 millones de cobertura (15%).

 

Quintás, por otro lado, anunció que Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid, fue nombrado ayer vicepresidente de la CECA.

Etiquetas