Economía

OPEL

Las auxiliares piden mayor implicación del Gobierno central en defensa del Corsa

Las proveedoras de Opel, preocupadas por los efectos que podría tener para estas empresas una reducción drástica de la producción de este modelo en Figueruelas.

El ministro de Economía alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, ayer en el Salón de Fráncfort.
Las auxiliares piden mayor implicación del Gobierno central en defensa del Corsa
MARIO VEDDER/AFP

La industria auxiliar del automóvil de Aragón está muy preocupada por la próxima asignación del nuevo Opel Corsa y la posibilidad de que la planta zaragozana de Figueruelas pierda producción. Durante la junta directiva del Cluster de Automoción de Aragón (CAAR), que se celebró ayer, se analizó la situación que atraviesa el sector del automóvil en la comunidad, sobre todo tras las noticias que han ido apareciendo en las últimas semanas relativas a los planes que tiene Magna -virtual favorita para quedarse con las fábricas de GM en Europa- para la factoría aragonesa.

 

En la reunión que mantuvo ayer la junta directiva del CAAR se pidió que se involucre al Gobierno central en la defensa del proyecto industrial de Figueruelas: "Hay que conseguir -explicó David Romeral, su director- que Zaragoza siga siendo la fábrica que produzca más vehículos Corsa".

Invertir la situación

Romeral recordó que "la guerra de Figueruelas es por el empleo y es lógico, pero a las auxiliares -dijo- lo que les preocupa es la fabricación de la nueva generación del Corsa". Romeral explicó que los proveedores de Opel ya han sufrido un ajuste drástico de puestos de trabajo. Hay que recordar que los expedientes de suspensión temporal de empleo que está presentando la factoría zaragozana en los últimos meses -el último fue comunicado ayer- se traducen en expedientes de extinción en la empresa auxiliar, por lo que este sector ha perdido en el último año un número considerable de puestos de trabajo (el último dato facilitado hace unos días por el sindicato UGT apunta a que en este momento, trabajan en las auxiliares de Opel alrededor de 4.400 personas).

 

El director del Cluster de Automoción de Aragón explicó que el auténtico mazazo para la industria auxiliar aragonesa vendría si se confirma la reducción de la producción del Corsa en Figueruelas. Según los planes avanzados por Magna, la fábrica de Zaragoza vería reducida su capacidad productiva en 165.000 vehículos al año: al pasar de los 485.000 actuales a 320.000.

 

Romeral dijo que en la reunión del Cluster se analizó lo que podría ocurrir si se desmantela una de las dos líneas de producción de la fábrica y se trasladan a Alemania parte de las prensas. Los proveedores de Opel temen que si se confirma este descenso acabe produciéndose la situación inversa a la que se tiene ahora: la fábrica de Figueruelas es la que produce buena parte de los componentes del Corsa que se ensamblan en Eisenach (Alemania). Lo que inquieta a las auxiliares de la fábrica aragonesa es que si se traslada producción del Corsa a Eisenach, sean las auxiliares alemanas las que produzcan allí los componentes y los envíen a España. Esta situación, en opinión de los representantes del sector en el Cluster, podría acarrear el cierre de empresas.

Etiquetas