Despliega el menú
Economía
Suscríbete

BANCA

Larraz pide a las aragonesas que estén atentas a las oportunidades y no se «encastillen»

El consejero aragonés de Economía apoyará cualquier fórmula que elijan para ganar solvencia.

El consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, dijo ayer que al Ejecutivo regional le parecerá «excelente» cualquier cosa que las cajas de ahorros aragonesas hagan para mejorar su situación y su solvencia. El consejero aragonés explicó que, en su opinión, «no es bueno encastillarse en nada; hay que estar abiertos y atentos para aprovechar las oportunidades que el sistema financiero pueda ofrecer».

Las declaraciones de Larraz contestaban a preguntas de los medios de comunicación que le plantearon si, en opinión del Gobierno aragonés, era preferible, para el territorio y sus proyectos estratégicos el modelo de cajas tal y como se conoce hasta ahora -con su actual personalidad jurídica- o los nuevos modelos hacia los que parecen caminar la mayoría de estas entidades de ahorro. En opinión de Larraz, «los proyectos estratégicos de las comunidades seguirán saliendo adelante», aunque las cajas den entrada en su capital a inversores externos: «Una cosa -aseguró el consejero- no excluye a la otra».

La gestión, lo importante

Larraz reiteró que lo importante es la gestión que hagan estas entidades, no plantear «si permanecer con el marco legislativo de las cajas clásicas es bueno o malo, porque ha habido cajas clásicas que han hecho una gestión mala y han ido mal y otras que han hecho una gestión buena y han ido bien con ese modelo; siendo cajas ha habido buena gestión y mala gestión».

Sin entrar a valorar un decreto que aún no se conoce y que no se sabe a ciencia cierta cuándo será aprobado (el sector esperaba que fuera el Consejo de Ministros de mañana el que le diera el visto bueno, pero no es seguro), Larraz avanzó que el Gobierno regional no va a rechazar ninguna de las vías contenidas en la ley que las cajas elijan para hacerse mejores y más fuertes. «Estamos a favor -dijo- de que utilicen cualquier método para ser mejores; que se acojan a cualquiera de las fórmulas que permite la ley para ser más solventes. Nos parecerá excelente y estaremos apoyándolas».

La reciente reforma de la Lorca (Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros) permite que las cajas continúen con su actual estatus, se 'bancaricen' o creen una fundación a la que traspasar su Obra Social manteniendo su operativa financiera a través de un banco.

El consejero explicó que, de hecho, las dos cajas aragonesas ya habían optado por lo que consideraban, cada una de ellas, lo mejor. «Caja Inmaculada se ha integrado en un SIP (Sistema Institucional de Protección) con Caja Círculo y Caja de Badajoz y tienen ya una ficha bancaria», recordó. Por su parte, Ibercaja «está sin tomar una decisión en cuanto a fusiones o SIP», dijo. Sea cual sea la fórmula elegida, Larraz las animó a aprovechar «todas las oportunidades y desde el Gobierno de Aragón no vamos a rechazar que utilice cualquier vía que la ley permite para poder seguir siendo una caja muy solvente y con liquidez para hacer préstamos a las empresas».

Etiquetas