Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPEL

Larraz se muestra "moderadamente optimista" sobre el futuro de la planta de Figueruelas

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo compareció ante la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Aragón a propuesta de IU para explicar la gestión del Ejecutivo autonómico ante el anuncio del plan de recorte de empleo que afectará a 900 de los cerca de 8.000 trabajadores de la factoría zaragozana.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, se mostró "moderadamente optimista" sobre el futuro de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza), dada la "capacidad de negociación" del Comité de Empresa y la "sensibilidad" de la compañía para "minimizar" el impacto del recorte de empleo previsto.

Larraz compareció ante la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Aragón a propuesta de IU para explicar la gestión del Ejecutivo autonómico ante el anuncio del plan de recorte de empleo que afectará a 900 de los cerca de 8.000 trabajadores de la factoría zaragozana.

El consejero admitió que la reestructuración anunciada por GM, que alcanzará los 5.000 empleos en el conjunto de las plantas europeas, "preocupa y ocupa" al Gobierno de Aragón.

Sin embargo, matizó que las negociaciones tanto del nuevo convenio colectivo como del plan industrial de la planta "competen" a la empresa y a la representación sindical, si bien remarcó que el Gobierno autonómico está en "contacto permanente con ambas partes" y hará todo lo posible para mantener la competitividad de la planta para garantizar su permanencia y la futura adjudicación de nuevos modelos.

Larraz explicó que el "papel" del Ejecutivo consiste en propiciar un "buen clima" para el establecimiento y permanencia de las empresas en el territorio, con la concesión de incentivos, la apuesta por el sector de la logística, la garantía de estabilidad política y económica, el trato de "calidad" de la administración, y la atención al mercado laboral, en el que el Gobierno de Aragón invierte todos los años 120 millones de euros, destacó.

El Gobierno de Aragón seguirá tomando "todas las medidas oportunas" para favorecer la competitividad y permanencia de la planta, y prestará especial atención a los trabajadores que puedan perder su puesto de trabajo, indicó Larraz.

El consejero dijo no estar de acuerdo con que la compañía busque aumentar la productividad con recortes de empleo y abogó por potenciar el valor añadido de los procesos productivos y apostar por la innovación, aunque reconoció que el sector mundial de la automoción se enfrenta a un momento delicado por la desaceleración económica y la "competencia feroz".

Perdidas históricas

Además, en el caso de General Motors, apuntó que la multinacional estadounidense registró el pasado año unas "perdidas históricas" que han afectado a su filial europea y a GM España.

Larraz reconoció que el desarrollo económico de Aragón "no es comprensible" sin GM, tanto por su aportación en términos de Producto Interior Bruto (PIB) y empleo directo e indirecto, como por la dinamización que ha generado en el tejido empresarial aragonés.

No obstante, remarcó que el peso específico del fabricante automovilístico en la economía aragonesa se ha reducido progresivamente en los últimos años, en favor de otros sectores pujantes como el turismo y la logística.

En el turno de portavoces, el diputado de IU, Adolfo Barrena, afirmó que el Gobierno de Aragón es "muy poco exigente" con GM al aceptar "los males del neoliberalismo", y recordó que la planta de Figueruelas ha perdido cerca de 1.000 empleos en tres años.

Barrena admitió la "importancia" de la empresa en Aragón, pero subrayó la necesidad de ser "firmes" en la defensa del empleo.

El diputado de IU criticó que el fabricante automovilístico condicione su permanencia en Aragón a la cuenta de resultados, "a costa del empleo y de las condiciones laborales".

El portavoz del PP, Manuel Guedea, pidió que se vigile el cumplimiento por parte de la empresa de los compromisos vinculados a la concesión de ayudas públicas, de modo que las subvenciones puedan ser reintegradas en caso de incumplimiento.

Larraz aseguró que todo el apoyo público que ha recibido la factoría para su adaptación a la producción del Opel Meriva está "de sobra justificado".

El portavoz de Chunta Aragonesista (CHA), Chesús Yuste, lamentó que sólo dos años después del acuerdo para la producción del Meriva la planta de Figueruelas vuelva a estar bajo la "amenaza" de recortes de empleo y opinó que se utilizan las externalizaciones de manera "abusiva".

Yuste insistió en que "se debe competir por calidad, excelencia en producción, e I+D+i, y no en condiciones laborales".

Etiquetas