Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPEL

Larraz se compromete a buscar un plan de empleo que "minimice los daños"

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, aseguró que tanto el Ejecutivo aragonés como el central se comprometen "a tratar de buscar algún plan de empleo que nos ayude a minimizar los daños" de los 900 despidos de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza).

Larraz explicó en un comunicado que el preacuerdo alcanzado entre los sindicatos de Figueruelas y la multinacional austro-canadiense Magna, futura propietaria de Opel, garantiza el futuro de la factoría "como mínimo hasta 2018", si bien también va a haber "algún daño", por los 900 despidos que va a implicar.

No obstante, comentó, se ha pasado "de más de dos mil despidos" a 900. Además, subrayó que, según el preacuerdo, el futuro de la planta está garantizado, "como mínimo, hasta 2018" y "hay muy pocas plantas de automoción en Europa que tengan un futuro tan asegurado en tantos años".

Además, continuó, el preacuerdo garantiza el presente "porque nos mantiene capacidad de producción; nos mantiene la posibilidad de comenzar nuevos modelos --el Meriva y el Corsa nuevos--; y mantiene las prensas de los modelos que nosotros hacemos en su totalidad".

Por su parte, el consejero de Industria, Comercio y Turismo de Aragón, Arturo Aliaga, comentó que hay que negociar "mirándose a los ojos" y subrayó que desde el Ejecutivo aragonés se ha defendido la planta de Figueruelas apoyándose "en los criterios de los propios activos".

En su opinión, cada una de las partes ha hablado "claro de las posibilidades que tenemos" y el Gobierno de Aragón ha realizado una "defensa a ultranza" de que la factoría de Figueruelas "tenía que ser el buque insignia de la nueva Opel", por el "número de vehículos y modelos" que fabrica.

Larraz y Aliaga participaron en la reunión celebrada en Madrid para tratar el futuro de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza). Al encuentro, presidido por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, asistieron, además, responsables de las compañías Magna y General Motors, así como representantes sindicales.

Etiquetas