Economía

OPEL

La UE urge a Alemania a aclarar cuanto antes los detalles del rescate de Opel

La comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, urgió ayer a las partes involucradas en la reestructuración de Opel en Europa y en especial a las autoridades alemanas a presentar cuanto antes los detalles de la operación para que Bruselas pueda tomar una decisión lo más rápidamente posible. “Me doy cuenta de que aquellos cuyos puestos de trabajo están en juego, no sólo en Opel sino también en las empresas proveedoras, apreciarían una decisión rápida y clara”, subrayó. “Cuanto antes, mejor. El tiempo se agota”, insistió la comisaria holandesa, en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, en la que precisó que sus servicios están a la espera de “datos” para decidir su “enfoque final”. En este sentido, Kroes volvió a garantizar que la CE sólo apoyará las ayudas si éstas demuestran no estar guiadas por criterios políticos, geográficos o “cualquier otro que no esté vinculado a la competitividad”.

En concreto, la comisaria se refirió a las preocupaciones de países como España, que creen que el plan de despidos previsto por Magna para salvar a la filial europea de GM puede favorecer a las plantas de Alemania, cuyo gobierno ha acordado contribuir al rescate de Opel. “Estamos hablando de empleos, pero no sólo de empleos en un Estado miembro”, señaló Kroes, que aseguró que “es un desafío europeo lograr una industria viable y con futuro” y dejó claro que no aceptará “un enfoque a corto plazo que garantice el trabajo sólo durante un periodo limitado de tiempo”.

España, Reino Unido y Bélgica se han quejado de que el plan de reestructuración de Magna no es el mejor para Opel y han criticado que Alemania, que tiene previsto conceder una ayuda de 4.500 millones de euros a la compañía, está adoptando una actitud proteccionista para garantizar los puestos de trabajo en su territorio en detrimento de otros Estados miembros. “No habrá carta blanca” a las ayudas alemanas a Opel, resaltó la responsable de Competencia.

Sobrecapacidad en Europa

Kroes, en cualquier caso, insistió en que es necesario que la industria del automóvil reduzca su capacidad en Europa. “Nuestro principal objetivo es garantizar la viabilidad de la industria del automóvil, de la que dependen muchos empleos, pero tenemos que tener en cuenta también que es una industria con una gran sobrecapacidad”, recordó. La situación de Opel marcó ayer la presencia de Kroes en la Eurocámara, en un debate en el que los eurodiputados transmitieron sus preocupaciones a la comisaria. Entre ellos, parlamentarios españoles como José Manuel García-Margallo (PP), que recordó la carta enviada a Bruselas por el gobierno español en la que el ministro Sebastián, ha pedido a la CE que garantice que las ayudas públicas a Opel respetan la normativa comunitaria y ha destacado la productividad de Figueruelas.


Etiquetas