Despliega el menú
Economía
Suscríbete

FUSIONES

La reestructuración de las cajas de ahorros estará lista antes de Nochebuena

El presidente del Gobierno afirma que el proceso se culminará "en tiempo" y forma.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que las cajas de ahorros se han comprometido a culminar su reestructuración antes de Nochebuena, con la puesta en marcha desde el punto de vista jurídico de las nuevas entidades financieras que surjan de los procesos de fusión en marcha.

"Este compromiso es de especial importancia para la credibilidad y para la estabilidad global", dijo el líder del Ejecutivo en la rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvo con 37 grandes empresas españolas y a la que asistieron el presidente de la Caixa y de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Isidro Fainé, así como el de Caja Madrid, Rodrigo Rato.

Rodríguez Zapatero sostuvo que la reestructuración financiera se está acometiendo "con celeridad" y que se está adecuando "en tiempo" y forma a lo establecido, al tiempo que recordó que la reforma de la Ley Orgánica de Cajas de Ahorros (Lorca) abre la puerta a estas entidades para transformar su naturaleza, convertirse en bancos, y captar capital privado en los mercados con el fin de reforzar su solvencia.

Al compromiso de las cajas de culminar sus fusiones antes del 24 de diciembre se suma el del resto de bancos presentes en el encuentro de cumplir a partir de ahora con las nuevas exigencias de transparencia establecidas por el Banco de España, que reclamará información según los criterios utilizados para las pruebas de estrés a las que se sometió al sistema financiero en verano.

El presidente del Gobierno subrayó que España ya hizo un ejercicio de transparencia financiera al incluir las hipótesis de riesgo más desfavorables de toda la zona euro en las pruebas de esfuerzo, y que con los nuevos requisitos de información del instituto emisor español demuestra que su compromiso de transparencia es permanente.

Las gallegas y Cajasol

Los movimientos en el sector no cesan. Caixa Galicia y Caixanova cerrarán esta semana la primera parte de la integración, de modo que, tras firmar la escritura de constitución mañana e inscribir el martes la nueva caja en el Registro Mercantil de La Coruña, la entidad comenzará a operar el día 1 de diciembre. Así, las dos cajas pasarán a ser legalmente una, si bien se abre todavía un periodo de transición de tres años. Entre las tareas que todavía tienen pendientes, además de la integración de todos los sistemas internos y la resolución del expediente de regulación de empleo con 1.230 prejubilaciones, están la elección del nombre y el diseño de la marca y las desinversiones, por valor de unos 12.000 millones de euros, que la nueva entidad deberá afrontar.

Por otro lado, el presidente de Caja de Burgos, José María Arribas, afirmó que la posible integración de Cajasol en el grupo Banca Cívica, del que forman parte la entidad de ahorro burgalesa, Caja Navarra y Caja Canarias, se cerrará, en un sentido u otro, antes de que finalice este año 2010, cumpliendo los plazos del Gobierno. Mientras, en la asamblea de Caja de Burgos se dejó ayer sobre la mesa la modificación de los estatutos que afectan a su pertenencia al grupo Banca Cívica.

Etiquetas