Despliega el menú
Economía
Suscríbete

RECESIÓN ECONÓMICA

La recuperación económica se retrasará en España y el paro llegará al 20,5% en 2010

El propio comisario europeo de Asuntos Económicos y monetarios, Joaquín Almunia, admitió que el perfil de salida de la recesión será "más lento en España" por el peso del sector de la vivienda que "exige un ajuste más prolongado

La Comisión Europea anticipó este lunes un escenario económico muy negativo para España durante este año y el próximo, con una recesión económica y un preocupante crecimiento del desempleo. Todo enmarcado en un enorme déficit fiscal que alcanzará el 9,8% del PIB el año que viene, después de situarse en el 8,6% en el actual.

Aunque el comisario Almunia intentó dulcificar estas alarmantes cifras, asegurando que la destrucción de puestos de trabajo va a moderarse en España a lo largo del ejercicio en curso, para acabarlo con una tasa del 17,3% de la población activa, lo cierto es que esta previsión ha quedado ya obsoleta antes incluso de ver la luz, puesto que esta tasa se ha alcanzado ya en el primer trimestre del año. Y para 2010, Bruselas estima que el desempleo alcanzará al 20,5% de los españoles en disposición de trabajar, es decir, 4,8 millones de personas.

En lo que al PIB respecta, las cifras de España para este año no difieren significativamente -en algunos casos son incluso mejores- que las que se anuncian para las principales economías de la Unión Europea. Frente a una recesión del 3,2% en nuestro país, Francia caerá un 3%; el PIB del Reino Unido se contraerá un 3,8%; el de Italia, un 4,4%; y Alemania descenderá nada menos que un 5,4%.

La gran diferencia, sin embargo, se dará en la salida de la recesión. Mientras la mayoría de los países de la Eurozona recuperarán en 2010 la senda del crecimiento positivo o algunos registrarán ligeras caídas de décimas, la Comisión Europea estima que el PIB español aún se contraerá un 1%. Así, los 'grandes' habrán corregido sustancialmente su tendencia económica y Alemania recuperará un 0,3%; Italia y Reino Unido, un 0,1%; y sólo Francia continuará en números rojos, con una leve caída del 0,2%.

El propio Almunia reconocía que la salida de la recesión de la economía española será "más lenta" que la del resto de sus socios comunitarios debido, principalmente, al profundo desplome del sector de la construcción y su peso en el PIB nacional. Esta situación "exigirá un ajuste más prolongado", explicó el comisario europeo de Asuntos Económicos.

Temor al desempleo

La Comisión estima que el temor al desempleo está teniendo una acusada incidencia en el consumo privado de los españoles. "La caída del consumo", dice el informe, "está ligada al temor a perder el empleo, lo que fuerza una mayor tasa de ahorro, impactos negativos en los ingresos y la desaceleración de ritmo de crecimiento de la renta real disponible".

Las nuevas previsiones de Bruselas son mucho más negativas que las últimas difundidas por el Gobierno de Zapatero, en enero pasado, en las que se auguraba una contracción de la economía en 2009 del 1,6% y un crecimiento del 1,2% en 2010, y descartaba que se fueran a rebasar los 4 millones de desempleados, algo que ya sucedió a finales de marzo. Sin embargo, se sitúan muy en la línea, con sólo apenas unas pocas décimas de diferencia, de los últimos vaticinios publicados hace unas semanas tanto por el Fondo Monetario Internacional como por el propio Banco de España.

Asimismo, estas nuevas estimaciones de la Comisión muestran, para todos los países, un panorama mucho más desolador que las anteriores, que datan de noviembre, lo que da idea del desbarre que la crisis está provocando en todos los oráculos económicos.

Si bien Almunia insistía en ver el vaso medio lleno, y decía creer que «la UE ya no se encuentra en caída libre», reconocía que "Europa atraviesa la recesión más profunda y amplia desde la Segunda Guerra Mundial, y nadie ha sido capaz de contenerla".

Los nuevos datos, que ayer tenía previsto analizar el Eurogrupo durante su reunión mensual, programada esta vez en Luxemburgo, abren interrogantes sobre los plazos para la corrección de los déficit excesivos. Veinte socios comunitarios tendrán este año déficits presupuestarios por encima del 3% previsto en el Pacto de Estabilidad y doce de ellos son miembros de la Eurozona.

Déficit cercano al 10%

Alemania pretende que esas correcciones adquieran carta de naturaleza en 2011, pero no está nada claro que España pueda sumarse al carro de los virtuosos con los resultados que se le aventuran para 2010. La Comisión estima que el déficit fiscal de 2010 rondará el 10% del PIB, "Incluso aunque el paquete fiscal se haya invertido completamente".

Los ingresos crecerán en torno a un 3%, por encima del crecimiento nominal del PIB, reflejando principalmente la inversión de las medidas de reducción de ingresos del año anterior, (adoptadas) "en un escenario de actividad económica en declive". Los gastos, sin embargo, crecerán un 8,25% debido al funcionamiento de los denominados 'estabilizadores automáticos', unos beneficios de los desempleados «especialmente altos» y el pago de una deuda más cara.

Etiquetas