Despliega el menú
Economía

IMPUESTOS

La recaudación de la renta crecerá casi la mitad que en 2007 por la rebaja fiscal

Hacienda espera ingresar 11.300 millones por el IRPF y otros 1.700 millones por Patrimonio.

Quedan menos de dos semanas para el inicio oficial de la campaña de la renta y en Hacienda ya tiene claro que, sin ser ni mucho menos un ejercicio malo, su recaudación crecerá poco más de la mitad que lo hizo el año anterior, en concreto un 15% frente a un 25%. La explicación hay que buscarla en los efectos de la última reforma fiscal, la primera aprobada por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, que tiene previsto una segunda para la última parte de la legislatura que acaba de estrenarse. Según las cuentas oficiales, los cambios en vigor desde el 1 de enero de 2007 harían que los contribuyentes se ahorraran una media del 6%, pero los expertos aducen que ese recorte será solo de entre el 2% y el 3% debido al efecto de la elevada inflación de los últimos meses.

Comienza el plazo para declarar

Aunque el director general de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, no dará los detalles hasta mediados de semana, en su departamento estiman que ingresarán cerca de 11.300 millones de euros por el IRPF y otros 1.700 millones por el impuesto de Patrimonio, en la que precisamente será su última declaración después de que el Ejecutivo haya decidido adelantar su anunciado final -promesa electoral anunciada el pasado 4 de diciembre por PSOE y PP-. Desde el 1 de enero pasado, y con efectos retroactivos, ha quedado eliminado un gravamen controvertido casi desde su inicio -dirigido a rentas medias y altas (un millón de contribuyentes), y con un claro objetivo censal-, cuyos rendimientos estaban cedidos por completo a las comunidades autónomas, que serán compensadas ahora por el Estado.

El plazo para cumplir con el fisco se iniciará el 2 de mayo próximo y concluirá el 30 de junio (el 23 si el resultado es a ingresar y se domicilia el pago), tiempo en el que se esperan recibir 18 millones de declaraciones, lo que supondrá 800.000 nuevos contribuyentes, de los que más de una quinta parte serán ciudadanos extranjeros.

No obstante, en tres de cada cuatro casos Hacienda será el pagador y habrá de devolver todo el dinero retenido de más durante el año pasado (la nueva deducción fiscal de 400 euros aprobada por el Gobierno para 2008 hará que en la próxima campaña haya menos devoluciones al haber ajustado las retenciones), lo que supondrá más de 10.500 millones, de modo que la Agencia volverá a tener un saldo negativo en este sentido respecto a sus nuevos ingresos.

Etiquetas