Despliega el menú
Economía
Suscríbete

FUSIÓN DE LA CAI

La pugna de la CAI y Caja Círculo por el área tecnologica

La plantilla de la plataforma informática, vinculada a la caja aragonesa, teme el desmantelamiento de la empresa o una drástica reducción de su actividad.

Oficinas centrales de ATCA en Zaragoza.
La pugna de la CAI y Caja Círculo por el área tecnologica
HERALDO

La pugna de Caja Inmaculada (CAI) y Caja Círculo de Burgos por el área de Tecnología, dentro de las negociaciones que están llevando a cabo para su fusión 'fría', está generando una gran preocupación e incertidumbre entre los empleados de ATCA (Asociación Técnica de Cajas de Ahorros), que temen el desmantelamiento de la compañía o una drástica reducción de su actividad actual.

Esta plataforma tecnológica fue creada hace veinte años por la CAI, Caja Insular de Canarias, Caja Rioja y Caixa Sabadell para dar servicios informáticos a estas cuatro cajas de ahorros. El proceso de fusiones en el que se embarcaron todas ellas, eligiendo diferentes uniones, ya generó suspicacias entre la plantilla de ATCA, compuesta por unos 200 empleados de alta cualificación y cuya sede central está en Zaragoza (en las oficinas que la CAI tiene en Fernando Católico). Esta preocupación vino provocada por la certeza de que Caixa Sabadell (en proceso de fusión con Caixa Terrassa y Caixa Manlleu), Caja Canarias y Caja Rioja (que han anunciado su interés por participar en el SIP liderado por Caja Madrid) acabarían abandonando ATCA, con lo que la plataforma quedaría dependiendo solo de Caja Inmaculada.

Esta inquietud inicial ha ido en aumento en los últimos meses, con el inicio de las negociaciones del SIP (Sistema Institucional de Protección) o fusión 'fría' en el que están inmersas en este momento la CAI, Caja Círculo y Caja de Badajoz. En el marco de estas negociaciones, las entidades pactaron repartirse entre ellas las distintas áreas de negocio (nueve en total), de manera que a día de hoy, Caja Badajoz tiene asignadas Auditorías y Riesgos; Caja Círculo se encargará de tres: la dirección Financiera, la Jurídico-Legal y una tercera que debe negociar con la CAI, quien se queda, de momento, con la dirección de Negocios, Planificación y Control. Quedan en litigio Recursos Humanos y Tecnología, áreas de las que deberán ocuparse Caja Inmaculada y Caja Círculo (negocian quedarse una cada caja).

Cambios en la firma

El problema ha surgido, tal y como han reconocido fuentes sindicales, cuando ambas cajas han mostrado su interés por quedarse con la dirección de Tecnología porque las dos cuentan con plataformas tecnológicas que quieren ofrecer al resto de los integrantes del SIP. Caja Círculo participa en la firma CEUS Financiera, que creó junto con Caixa Penedés, Guadalajara, Caixa Manlleu, CAN y Jaén con el mismo objetivo que ATCA: dar servicios informáticos a las cajas integrantes de la plataforma.

Esta situación de incertidumbre y el encaje que finalmente pueda tener ATCA en el SIP de la CAI preocupa a la plantilla de la firma aragonesa. Según avanzaron ayer fuentes del comité de ATCA, en el Consejo de Administración de la compañía tecnológica celebrado este fin de semana se barajó la posibilidad de disolver la Agrupación de Interés Económico que da cobertura a ATCA y convertirla en una sociedad anónima. De llevarse a efecto, este cambio en la naturaleza jurídica de la empresa permitiría ofrecer a otros clientes los servicios de la plataforma tecnológica o incluso su venta a terceros, posibilidades que no tranquilizan precisamente a los trabajadores.

Etiquetas