Despliega el menú
Economía
Suscríbete

JUSTICIA

Vitrex, dispuestos a «luchar hasta el final»

Los trabajadores se muestran satisfechos por la sentencia que anula los 116 despidos y tratarán de conseguir una indemnización superior a los 20 días.

Concentración de la plantilla celebrada en 2008.
Vitrex, dispuestos a «luchar hasta el final»
OLIVER DUCH

Los trabajadores de Vitrex recibieron ayer una «sorpresa muy agradable» con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que anula la extinción de sus 116 contratos, que el juzgado de lo Mercantil número 2 de Zaragoza acordó el pasado mes de junio dentro del concurso de acreedores de la firma zaragozana. «Siempre dijimos que el auto fue un golpe de Estado», afirmó Rafael Gascón, uno de los portavoces de los trabajadores, que vuelven a serlo de la firma zaragozana tras llevar unos cinco meses cobrando el desempleo.

El comité de empresa «en el exilio», como lo denomina Gascón, había recurrido la decisión judicial del pasado año por considerar que no se había tenido en cuenta que Vitrex, ahora en fase de liquidación dentro del concurso, pertenece al grupo Rayen. El TSJA pide ahora al juzgado de lo Mercantil que «analice» esta relación, ya que dice que se «vulneró el derecho a la tutela judicial efectiva» de los trabajadores por no tenerse en cuenta las pruebas aportadas para tratar de demostrar esta vinculación.

Entre ellas, el despacho Gutiérrez Arrudi, que defiende a los trabajadores, destacó el informe de la autoridad laboral en el que consideran que se demuestra la vinculación con el grupo que compró la planta de Malpica en 2002 y su responsabilidad solidaria. De reconocerse esta línea, su objetivo es que los trabajadores consigan indemnizaciones de 45 días por año. La plantilla se ha venido oponiendo a las cuantías mínimas legales que acordó el juzgado de lo Mercantil. «De perdidos al río. Menos de lo que tenemos, una indemnización de 20 días por año después de 40 años en la empresa, no nos pueden dar», apuntó Gascón. Aunque consciente de que el proceso se alargará más, destacó que la sentencia «por lo menos nos da la oportunidad de defendernos». Y para ello están dispuestos a «luchar hasta el final».

 

Cobrar el paro

Entre sus preocupaciones actuales está qué ocurrirá con la prestación por desempleo que han venido cobrando. Temen quedarse en un «limbo» en el que no se haga cargo de ellos ni la empresa ni el Inem. Sin embargo, están acostumbrados a afrontar situaciones similares, ya que la crisis de la empresa fue larga. «Ya nos pasamos cinco meses sin ver un céntimo», recordó sobre alguna de las etapas más duras.

Desde el despacho Gutiérrez Arrudi explicaron que son muchos los «interrogantes» que se abren ahora tras una sentencia «pionera». Así, «la relación laboral se vuelve a reconstruir y deben cobrar de la empresa», algo que reconocen «complicado» porque Vitrex está en liquidación. De momento, han citado a los trabajadores el próximo martes, día 15, en la sede de UGT para explicarles todos los detalles.

El cierre de la empresa, que solicitó voluntariamente el concurso de acreedores en 2009, dejó en la calle a un nutrido grupo de parados con más de 50 años de edad. Desde el comité se ha venido denunciando que «el cierre había sido algo preparado por el grupo porque es una empresa que ya no les interesaba».

La planta de Vitrex tenía medio siglo de vida. El grupo Rayen la compró en 2002 y fue dejando de lado la fabricación de baterías de cocina con la que empezó y los revestimientos como paneles esmaltados para estaciones de metro que centraban su actividad. En los últimos años se convirtió en un mero centro logístico y de comercialización.

Etiquetas