Despliega el menú
Economía

EMPLEO

La plantilla de Pikolin ratifica el preacuerdo sobre el ERE

De 829 empleados, 454 votaron a favor, 271 en contra, hubo 11 votos nulos y 93 abstenciones.

Imagen del recuento de votos en el referendum de Pikolin, celebrado ayer en la fábrica.
La plantilla de Pikolin ratifica el preacuerdo sobre el ERE
PIKOLíN

La plantilla de Pikolin dio ayer un sí mayoritario al preacuerdo alcanzado el día 4 entre la dirección y la mayoría del comité de empresa -9 delegados de OSTA y 2 independientes- para aplicar un ERE de suspensión de hasta 90 días, en dos años, complementado al 80%. De un censo de 829 votantes, un total de 454 eligió la papeleta del sí mientras que 271 votaron en contra, 11 fueron nulos y hubo 93 abstenciones. Un resultado que permitirá, según la empresa, repartir el trabajo y evitar la extinción de 143 contratos en los próximos dos años.

A expensas de que ambas partes firmen el acuerdo y la Dirección Provincial de Trabajo le de el visto bueno, la intención de Pikolin es empezar a aplicar el ERE en cuanto pueda. «Tenemos los almacenes llenos. Por eso, era vital negociar una solución para el exceso de producción», señalaron fuentes de la firma, satisfechas porque «la plantilla haya actuado con bastante sentido común al respaldar un acuerdo solidario en el que todos aceptan una merma en sus ingresos brutos del 3,16% a cambio de evitar la destrucción de empleo».

 

Reparto equitativo

Si bien el ERE de suspensión de hasta 90 días será para toda la plantilla, excluyendo a los jubilados parciales, se aplicará de forma que, en cómputo global, entre el trabajador que más días haya estado de ERE y el que menos no haya una diferencia superior al 25% en cuanto a los días efectivos. Quedarían excluidos de este criterio algunos colectivos como los del Centro de Servicio al Cliente (CSC), chóferes, servicio médico, 'routing' y algún otro colectivo, según consta en el preacuerdo ratificado ayer.

El presidente del comité de empresa, Juan Pérez, de OSTA elogió ayer la decisión mayoritaria a favor de este expediente de suspensión. «La plantilla ha demostrado ser solidaria y honrada al preferir dar todos un poco antes que dejar que un solo trabajador perdiera su empleo». A su juicio, se garantiza así que no haya rescisiones de contrato en los dos próximos años y se fija también «el compromiso de Pikolin a no efectuar despidos excepto por motivos disciplinarios comprobables por el comité de empresa». En este sentido, Pérez se refirió a que ahora «hay que velar porque el acuerdo se cumpla».

Asimismo, fuentes de Pikolin recordaron no solo su compromiso de despidos 'cero' en dos años, sino su oferta de contrato indefinido para los operarios fijos discontinuos que acrediten cinco años de antigüedad: unos ocho en este momento, que podrán incorporarse como fijos el 1 de julio.

Sobre el resultado del referéndum, la minoría del comité -UGT, con dos delegados, y CC. OO., con ocho- que se opuso al preacuerdo, manifestó ayer que «respetan la decisión de la plantilla y harían un seguimiento para vigilar que lo pactado se cumpla». Eso no quita, dijo Ángel Tello, de CC. OO. para que «nos parezca lamentable que en las asambleas se intentara meter miedo al trabajador diciendole que si no apoyaban este ERE de suspensión se pondrían ya 28 despidos sobre la mesa».

Etiquetas