Despliega el menú
Economía
Suscríbete

RECORTES DE FOMENTO

La patronal y los sindicatos creen que están en peligro más de 100.000 empleos

La CEOE pide que se recorten partidas como el gasto de las administraciones.Los sindicatos dicen que se retrasará la salida de la crisis.

José Blanco, en su comparecencia de ayer en la comisión de Fomento del Congreso.
La patronal y los sindicatos creen que están en peligro más de 100.000 empleos
J. J. GUILLéN/EFE

La patronal y los sindicatos por fin se han puesto de acuerdo en algo. El recorte del Ministerio de Fomento perjudicará al empleo, aunque cada uno tiene sus propios cálculos. En ambos, la paralización de obras públicas pueden engrosar las abarrotadas listas del paro en más de 100.000 personas. El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, se mostró ayer totalmente contrario a la decisión del ministro José Blanco de suspender o retrasar hasta cuatro años la ejecución de unos 230 contratos de carreteras y ferrocarriles porque se trata de una decisión que va "directa y clarísimamente" a penalizar el empleo. Para el patrón de patronos, esta decisión provocará "situaciones complicadas" este año y el próximo afectará "evidentemente" a las empresas ya que "algunas podrán manejarse y otras no", pero sobre todo tendrá costes en términos de empleo. Según los cálculos de la patronal supondrá sumar 200.000 desempleados más.

Así, Díaz Ferrán recordó que la organización empresarial siempre ha mostrado su "disconformidad" al recorte de 6.400 millones de euros que sufrirá el presupuesto inversor del departamento de Fomento en el periodo 2010-2011, en el que se enmarca la suspensión de contratos anunciada ayer por Blanco. También lamentó que el Gobierno no se haya fijado en otras partidas. "Nosotros creemos que lo que se tiene que disminuir son los gastos corrientes de la Administración pública central, las autonómicas y las locales y no disminuir los gastos de inversión", señaló.

"Riesgo de destrucción"

Por su parte, el secretario general de la Confederación Sindical de CC. OO., Ignacio Fernández Toxo, criticó los recortes y dijo que "esta paralización de obras en materia de ferrocarril o carreteras pues de suponer en septiembre la no creación de 100.000 empleos asociados, directa o indirectamente, a la actividad que depende de esa parte de la inversión productiva, consolidando una tendencia al mantenimiento del riesgo de destrucción de empleo en el país, más allá de los datos que puedan aportar las cifras del verano de desempleo".

A su juicio, retirar 15.000 millones de euros de la circulación en medio de una crisis de demanda, a través de la reducción de los salarios, la congelación de las pensiones o la reducción de la inversión productiva, solo puede provocar un mayor crecimiento del desempleo, que se verá a partir de septiembre, y que vendrá a sumarse a cifras ya dramáticas de paro".

Asociado, añadió, "a un retraso en la salida de la crisis económica, una mayor profundización de caída de lo que queda del año 2010, que duplicará la cifra estimada por el Gobierno, y una mayor ralentización del ritmo de crecimiento económico para el año 2011". Por lo que, para Fernández Toxo, "sobran las razones que justifican la convocatoria de la huelga general del 29 de septiembre".

Asimismo, MCA-UGT lamentó también el recorte y reiteró que el Plan Extraordinario de Infraestructuras era un ejemplo a seguir por su carácter anticíclico y que la decisión de Fomento, junto a la reforma laboral y otros "giros" en las políticas económicas del Gobierno, no hace sino generar "más desempleo" y retrasar y "endurecer socialmente" la salida de la crisis.

Además, recordó su "absoluto desacuerdo" con el recorte por su repercusión "negativa" en el empleo. "La decisión del Gobierno es absolutamente contraria a lo que viene planteando la federación, ya que el recorte de inversión en obra pública quiebra el efecto anticíclico del Plan Extraordinario de Infraestructuras".

Acciona y FCC, tocadas

Las dos grandes constructoras que tienen más contratos entre los 32 que Fomento prevé rescindir son Acciona y FCC. La anulación de proyectos de carreteras y ferrocarriles afecta asimismo a proyectos que las también grandes constructoras cotizadas Ferrovial, ACS, Sacyr, OHL y San José tienen contratados con Fomento. También se rescinden proyectos con empresas de construcción de mediano tamaño (Comsa, Aldesa, Rover Alcisa, Azvi y Constructora Hispánica), y con algunas otras que actualmente están en concurso de acreedores como son Ploder, Teconsa y Seop.

En concreto, Acciona cuenta con cinco de los 32 contratos que suspenderá Fomento. Los proyectos suman un importe de 342,82 millones de euros y consisten en un tramo de la autovía A-8 en Cantabria, en la Variante de Aranda de Duero de la A-11, en el tramo Lleida-Roselló de la A-14, en un trazado de la A-27 también en Cataluña y en la conexión entre la A-21 y la A-35 en Valencia.

Por su parte, FCC tiene cuatro proyectos entre los anulados, que suponen un monto de 286 millones de euros. Tres de ellos son de carreteras (un tramo de la A-21 y otro de la A-23, ambos en Aragón, y uno de la A-8 en Cantabria) y uno de ferrocarril (un trazado del AVE a Castellón). Asimismo, Ferrovial y ACS cuentan con dos contratos cada una de entre el conjunto que anulará Fomento, que suman 79,8 y 266 millones de euros, respectivamente. En el caso del grupo que controla la familia Del Pino, se trata de la construcción, en consorcio, de un tramo de la A-73 a su paso por Burgos y de la ejecución del enlace en Castellbisbal entre la Autovía del Baix LLobregat y la autopista AP-7. De su lado, la compañía de Florentino Pérez tiene adjudicado un tramo de la autovía A-23 en Huesca, otro de la A-56 en Galicia y la Autovía del Reguerón de Murcia, en consorcio con San José.

Además, Sacyr tiene un contrato, un tramo de la A-32 en Jaén, que se adjudicó por 64,18 millones de euros, mientras que San José, además de la autovía murciana, tiene un tramo del AVE Palencia-Santander por 57 millones. Este es el caso de OHL, que tenía contratado otro trazado de esta conexión de Alta Velocidad por 57,6 millones.

Etiquetas