Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CONSUMIDORES

La OCU sostiene que la luz ha subido un 11% frente al 9,8% anunciado por el Gobierno

La Organización de Consumidoresy Usuarios ha llegado a esta conclusión tras analizar las primeras facturas recibidas después de la subida de las tarifas.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián
Sebastián: "La luz sube por necesidad y responsabilidad"
EFE

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado hoy que la luz ha subido hasta un 11% frente al 9,8% anunciado por el Gobierno, tras la revisión de las primeras facturas sometidas a este incremento.

El precio del kWh (kilowatio/hora) ha subido un 11,9% y más del 13% para los clientes con Tarifa de Discriminación Horaria, ha informado OCU en una nota de prensa.

La plataforma explica que al mantenerse el término fijo y variar sólo el de consumo, el incremento será mayor cuanto más electricidad se consuma por parte de las familias.

En este sentido, precisa que el incremento medio del 9,8% anunciado por el Ejecutivo está calculado para familias con consumos inferiores a 3.000 kWh/año.

Esos consumos, asegura, son superados «ampliamente» por la mayoría de los hogares, especialmente aquellos que utilizan la electricidad como sistema de calefacción, algo que ocurre en la mayor parte de las casas de las zonas cálidas o sin acceso a gas natural.

OCU sostiene que las viviendas vacías o segundas residencias con muy bajos consumos no sufrirán esta subida, lo que ha permitido al Gobierno «maquillar su tarifazo» entre el resto de hogares habitados todo el año.

Así, puntualiza la organización, si bien una familia con un consumo de unos 3.500 kWh al año tendrá que afrontar una subida de 64,72 euros al año (es decir, un incremento del 10,1%), sin embargo las que usen 4.500 kWh verán incrementado el recibo de la luz en un 10,5%, es decir, unos 83,22 euros al año.Más cara a mayor consumo

A partir de ahí, las subidas son superiores a medida que se incrementa el consumo, de forma que la luz cuesta más para aquellos que más la usan, aunque no tengan otra alternativa.

Por otra parte, la OCU previene ante esta subida porque podría provocar confusión entre los consumidores, debido a la estimación de consumos impuesta por el Gobierno junto a la facturación mensual.

La OCU recuerda que la normativa obliga a que, en las facturas emitidas con consumos reales, se devuelva el importe facturado con anterioridad a partir de gastos estimados y facturar de nuevo teniendo en cuenta los días transcurridos en cada periodo de facturación, si ha habido cambios de tarifas.

«Los consumidores difícilmente pueden comprobar la exactitud de las facturas emitidas con esta farragosa normativa», por lo que la OCU pide que se recupere el modo antiguo de facturar, es decir, cada dos meses.

La plataforma desconfía de las afirmaciones del ministro de Industria, Miguel Sebastián, sobre que no va a haber más subidas del precio de la luz para los consumidores a lo largo del 2011.

Por ello, mantiene su campaña de recogida de firmas para pedir la congelación de las tarifas y, sobre todo, el mantenimiento de las condiciones de la Tarifa de Último Recurso (TUR).

Hasta el momento, 31.456 han expresado con su firma su apoyo a esta campaña que quiere reflejar el malestar de los consumidores por la subida del precio de la luz y evitar un cambio de la TUR que, de llevarse a cabo, «perjudicaría de forma notable los intereses de los consumidores expulsándoles a un mercado nada competitivo, tal y como ya están sufriendo los clientes con más de 10 kW contratados».

Etiquetas